La batalla de Praga quedó en tablas

Después de que David Ferrer vapuleara a Radek Stepanek, Tomas Berdych venció a Nicolás Almagro en la final de la Copa Davis

David Ferrer confirmó este viernes su gran momento tenístico al darle a España el primer punto ante República Checa en la final de la Copa Davis que se disputa en el Arena 02 de Praga.

El alicantino abrió la serie con una contundente victoria ante el número de checo, Radek Stepanek con parciales de 6-3, 6-4, 6-4.

Ferrer, quinto en el ranking ATP, empezó lento pero pronto tomó el control de las acciones antes de llevarse su 75º triunfo de la temporada.

Invicto en Copa Davis desde 2010, Ferrer dio a los visitantes una ventaja de 1-0 en la serie a ganar tres de cinco después de concretar su segundo punto para partido y mejorar así su foja a 22-4 en este torneo.

Líder del equipo español ante la ausencia de Rafael Nadal por lesión, Ferrer descansará este sábado donde se jugará el partido de dobles y se reservará para un eventual quinto punto que pueda definir la serie el domingo.

Ferrer ganó este año siete títulos y el último que se llevó fue el Masters 1000 de París-Bercy alcanzando por primera vez en su carrera un torneo de esa clase.

Posteriormente participó del Masters de Londres, donde no logró superar la serie pese a vencer en el grupo a Juan Martín Del Potro, quien se clasificó al derrotar a Roger Federer.

Ferrer también había derrotado a Stepanek en cinco sets en la final de 2009 en la que España barrió 5-0 a Barcelona sobre polvo de ladrillo.

Pero esta serie se juega en cancha rápida indoor.

A segunda hora, Tomas Berdych derrotó a Nicolás Almagro en un vibrante partido (6-3, 3-6, 6-3, 6-7 (5), 6-3) y la serie quedó igualada. El partido tuvo ribetes épicos, y sobre el final Almagro pidió atención al fisioterapeuta y no logró resistir la maratón tenística.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios