La batalla por los puntos de Nacional-River

River Plate buscará que le den ganado el partido y Nacional prepara su defensa
"La culpa no es de River, mi idea es reclamar los puntos". No habían pasado cinco minutos de la suspensión del partido entre el darsenero y Nacional cuando el vicepresidente de River Plate Miguel Grisoglio le anunció a VTV la intención de su institución de ir a los escritorios en procura de las unidades del partido que no se jugó anoche por la cuarta fecha del Torneo Apertura en el Parque Central.

"Vamos a esperar, es evidente que el partido no se jugó por responsabilidad exclusiva de Nacional, equipo locatario. Nos reuniremos para tener una posición, pero mi posición personal es la de pedir los puntos", dijo después el delegado Gabriel Durante.

El otro delegado darsenerio, Gustavo Vázquez, delegado darsenero, expresó: "Quien va a resolver es la comisión directiva de River Plate, pero creo que corresponde que la Comisión Disciplinaria le dé los puntos a River porque el Código Disciplinario establece la responsabilidad objetiva de los clubes y este es un caso".

La posición de Nacional

Inmediatamente, Hernán Navascués, asesor letrado de Nacional, declaró también en VTV: "Esto va a dar lugar, porque ya la experiencia lo indica, a una serie de consideraciones de carácter político donde van a empezar todos los cuadros, a excepción de Nacional, a decir que Nacional tiene que perder los puntos".

Navascués destacó que el caso tiene una "clave" con respecto al episodio de la agresión al funcionario de recaudación que derivó en la suspensión: "El hecho no es colectivo, sino que es individual, esa es la clave del asunto para saber si el partido se juega o no se juega".

El artículo al que refirió Navascués el 5.9 del Código Disciplinario: "Cuando los hechos fueren manifiestamente graves y no respondieren a actitudes individuales, sino de origen indiscutiblemente colectivo, podrá aplicarse penas de quita de puntos".

Según denunció José Luis Otero, secretario general de la Asociación de Funcionarios de Recaudación de la Asociación Uruguaya de Fútbol, el agresor fue un solo hincha.

Sin embargo, poco después, el dirigente Daniel Turcatti dijo a Sport 890: "Tengo la versión de que los responsables están en manos de la policía; esos tres no van a entrar nunca más al Parque Central, van a estar en la lista que Nacional le dará a la policía. Tengo entendido que fueron tres muchachos jóvenes, que fueron contenidos por la seguridad de Nacional y entregaron a la Policía".

En una improvisada conferencia de prensa, el delegado tricolor Guillermo Pena, dijo después: "El agresor era uno solo, pero eran cuatro o cinco los que querían colarse. Inmediatamente la guardia privada de seguridad de Nacional capturó y le entregó a la policía a cuatro hinchas que quedaron detenidos. Fue un hecho individual. La prevención con tanta gente es imposible, pero la seguridad de Nacional y la policía estaban donde tenían que estar. El cobarde agresor se pondrá en la lista negra. Nacional estuvo, está y estará contra la violencia por el bien del fútbol".

Posteriormente, el encargado de seguridad de Nacional Wilson Miraballes, aclaró a Sport 890 que la agresión que motivó las lesiones fue un "empujón y zancadilla" y que si bien el hincha está identificado por las cámaras aún no estaba detenido: "La lesión es por la caída, hay testigos, se está procediendo y está identificado. Estamos trabajando en el hecho".

"Lo que me preocupa es la salud del funcionario, es un hecho lamentable para el fútbol uruguayo. Los temas reglamentarios quedan para la semana que viene, el partido se suspendió por una medida gremial. Estamos en contra de la violencia, me avergüenza y entristece el hecho, esperemos que nunca más se repita y que el funcionario se recupere, aunque no lo conozco le mando un abrazo solidario", expresó Pena.


Populares de la sección