La batalla por el uno

En polvo de ladrillo no será fácil para Novak Djokovic y en cancha rápida defiende muchos puntos; Rafael Nadal vuelve a ser una amenaza

El regreso del español Rafael Nadal ha puesto de nuevo en carrera a uno de los paladines del tenis profesional en los últimos tiempos. Si bien cayó duramente ante el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, en la final del Masters 1000 de Montecarlo, el español demostró que puede recuperar su nivel superlativo.

Las lesiones en las rodillas han sido obstáculos una y otra vez para Nadal, pero luego de realizar una gran recuperación durante meses y empezar poco a poco en el circuito, el español llegó a las finales en los seis torneos que jugó desde su retorno.

A partir de ello la pregunta surge sola y es si todavía está para pelear por el primer lugar en el ranking. No es tarea fácil y menos teniendo en un gran estado a Djokovic. De todas formas hay antecedentes, pues el suizo Roger Federer, el mejor de todos los tiempos, destronó por algunas semanas al serbio y en la recta final de su carrera superó el récord de semanas en la cima de la ATP.

Entonces es momento de mirar hacia Nadal, pero también de hacer cálculos que no hacen otra cosa que ponerle la vara muy alta si quiere ser otra vez número uno. Además, si este año aparece como propicio por todos los puntos que tiene que defender Djokovic en la temporada, también le dan poco margen de error al español, en especial en las próximas semanas, donde también tiene puntos para defender; entre ellos, nada menos que las 2.000 unidades de Roland Garros conseguidas junto con el trofeo en 2012.

Antes del Grand Slam de París también estará la defensa del título del Masters 1000 de Roma.

Con un mero cálculo matemático, y teniendo en cuenta una actuación razonable de Djokovic, Nadal podrá acceder nuevamente al primer escalón del ranking de la ATP el 9 de setiembre, luego de la disputa del último Grand Slam del año, el US Open.

Entre Madrid, Roma y Roland Garros, Nadal defiende 3.090 puntos, pero de ganar los tres títulos cosechará 4.000, lo que le permitirá sumar. En tanto, Djokovic defiende 1.980 unidades y, si la hipótesis es que Nadal gana estos torneos, el serbio solo podrá sumar en Madrid, ya que el año pasado quedó en cuartos de final.

Luego, los puntos que consiga Nadal serán todos rentables, pues comienza la etapa en que el año pasado no jugó y, por lo tanto, no tiene nada que defender. De ganar todos los torneos en ese período (Wimbledon, Canadá, Cincinnati y US Open), sumará un neto de 6.000 unidades.

En cambio, hasta el US Open Djokovic tendrá que defender 3.520 puntos, además de perder los 270 que consiguió en los Juegos Olímpicos de Londres el año pasado.

En resumen, y solamente en un escenario especulativo, si Nadal gana los siete títulos que cuentan entre Madrid (el 13 de mayo) y el US Open (9 de setiembre), Nadal quedará con 12.895 puntos en el ranking.

Si a esto le sumamos una actuación de Djokovic, idéntica a la del año pasado en polvo de ladrillo y la mejor posible en césped y cemento, el serbio quedaría con 12.710 puntos, 185 por debajo de Nadal, quien recuperaría el cetro mundial.

Esa mejor actuación posible de Djokovic diferiría solo en dos torneos con respecto a 2012: estaría sumando una final (1.200 puntos) en lugar de una semifinal (720) en Wimbledon, y perdiendo la diferencia entre los 1.000 puntos del título del año pasado en Canadá y los 600 que significarían perder la final, justamente, con Nadal, en el escenario manejado para realizar los cálculos.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios