La barra de los bombos de Peñarol se defiende

El sector conocido como "Percusión Barra Amsterdam" se quejó por el trato que reciben por los hechos de violencia y expresó "el problema no somos nosotros. El problema está en la sociedad"

El cortocircuito entre un sector de la barra de aliento de Peñarol y los dirigentes sigue sin solución. Los encargados de tocar los bombos mostraron su disconformidad al ser acusados de hechos de violencia y no están tocando en el primer tiempo de los partidos. Incluso portaron una bandera con la leyenda: "Violencia es mentir".

El pasado fin de semana el presidente del club, Juan Pedro Damiani, pidió que la barra vuelva. "Queremos que venga la gente de la Ámsterdam a alentar, no queremos a los violentos, a los que nos complican, a los que nos hacen perder partidos; dinero, a esos no".

A través de su página de facebook el sector identificado como "Percusión Barra Amsterdam", remitió su sentimiento en torno a la situación que se vive.

"Hagan notas ensuciando, Estados puteando, junten firmas para sacarnos, mientan como hacen la mayoría de los periodistas, pongan a la gente que no va nunca en nuestra contra, hagan lo que quieran NO NOS VAMOS NADA. Y para los que hablan de que vuelva la familia, con la entrada más barata a $350 que familia puede ir? Peñarol es del pueblo ni de nosotros (como dicen por ahí) ni de los millonarios que por tener plata se piensan que pueden destratarnos por ir a la Ámsterdam. El problema no somos nosotros. El problema está en la sociedad. Dejen de inventar problemas estamos en URUGUAY, Argentina es cruzando el charco", indican.


Populares de la sección