La AUF suspende el fútbol por 10 días

Por los hechos de violencia de este miércoles no se jugará lo que queda de la Copa Bimbo; se verá si puede postergarse el clásico por la Copa Antel

El Ministerio del Interior y la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) decidieron suspender por 10 días la actividad futbolística, como consecuencia de los episodios de violencia que rodearon al partido entre Nacional y Peñarol que se disputó el miércoles de noche en el Estadio Centenario. En esos días, la AUF mantendrá reuniones con "los actores" del deporte: árbitros, entrenadores, la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales (MUFP) y el Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay (CPDU).

"Así no podemos comenzar el año deportivo", dijo el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá, al justificar la decisión.

Por este motivo, el partido por el tercer y cuarto puesto de la Copa Bimbo, y la final del torneo internacional amistoso, no se disputarán como estaba previsto para el próximo sábado. Tampoco se desarrollará el segundo clásico, que iba a desarrollarse el miércoles de la próxima semana por la Copa Antel. Sobre este encuentro, Bauzá indicó que se verá si puede postergarse.

"Los actores del fútbol que están identificados dentro de un campo de juego tienen que tener los códigos de respetarse", expresó. El mandatario de la AUF dijo además que se consultó a las dirigencias de Nacional y Peñarol, manifestando ambas su apoyo.

"Estamos un poco expectantes de lo que pase esta semana para que se de una situación diferente. Que podamos comenzar los campeonatos amistosos que se jueguen, el Clausura y la Copa Libertadores con otro ambiente", sentenció.

La actuación policial
Por su parte el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, aseguró que la actuación de la Policía en el operativo fue "la correcta".

"Debemos destacar el comportamiento de la Policía, que tuvo una actitud preventiva, que mantuvo una calma durante el desarrollo de todo el espectáculo", aseguró.

Además, señaló que ocurrieron algunos hechos "particularmente desagradables", como la negativa de Gustavo Díaz, técnico de Nacional, de retirarse del campo de juego cuando el juez así se lo ordenó. Destacó, sin embargo, que la Policía solicitó a la seguridad privada de Nacional que interviniera, cosa que ocurrió con eficacia.

Sobre el episodio que protagonizó Jorge Bava, explicó que la función de los oficiales fue proteger a los árbitros. "Ahí no se utilizó ningún tipo de violencia, se contuvo a los jugadores con los escudos y se produjo este hecho realmente desagradable. Que la Policía lo enfrentó, yo diría, con mucha altura, tolerando que uno de sus colegas hubiera sido agredido por uno de los jugadores", opinó.

Otro hecho que resaltó es que el juez actuara de oficio y ordenara la detención de Bava inmediatamente, así como la actuación judicial que culminó con el procesamiento del arquero.

"Hacemos una fuerte apuesta a reinstalar el respeto a la autoridad, tanto a la policial como a la ministerial, y como a la AUF, autoridad en el deporte. Es una manera de mejorar la convivencia entre todos", sentenció.

La reunión
Durante una hora y media, los presididos por Sebastián Bauzá estuvieron reunidos en la sede de la Asociación Uruguaya de Fútbol, como lo hacen todos jueves, y el tema excluyente fue el episodio de Jorge Bava. Además de representantes de la AUF, en la reunión estuvieron presentes Donato Rivas, director de selecciones nacionales; Jorge Alberti, director de Espectáculos Públicos; Alcides Medina, integrante de la Comisión Honoraria para la prevención, control y erradicación de la violencia en el Deporte; Antonio Carámbula, subsecretario del Ministerio de Turismo y Deportes; y Jorge Vázquez, subsecretario del Ministerio del Interior, y el jefe del Estado Mayor de la Jefatura Crio. Mario Delía.


Populares de la sección

Comentarios