La AUF en su laberinto

Las primeras dos votaciones partieron a los clubes; Arturo Del Campo será propuesto

Las elecciones en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) dejaron como saldo, además de no llegar a los votos suficientes para proclamar un ganador, un mapa político complejo, con clubes molestos por la poca votación del candidato alternativo, Eduardo Abulafia, y otros por no poder resolver, el mismo día de la elección, la continuidad del oficialismo.

Pese a que Valdez reunió más voluntades que su adversario, la mayoría de los clubes que lo votaron son equipos menores, dueños de una situación económica precaria, con escaso público en las tribunas y nula participación en los procesos de selecciones juveniles, salvo Nacional.

Abulafia, quien solo tuvo cuatro votos en la última elección, cuenta con el apoyo de equipos de peso, como Peñarol, Defensor Sporting, Danubio y River Plate, quienes representan un alto porcentaje en la opinión pública y en los procesos de formación de las selecciones uruguayas.

Ante este escenario, Liverpool criticó la falta de equilibrio que tiene el Ejecutivo y propuso otro nombre que genera concenso, Arturo Del Campo. La próxima elección será un juego de ajedrez. Las negociaciones ya están en marcha.

Eduardo Abulafia
Obtuvo cuatro votos: Peñarol, Danubio, Defensor Sporting y River Plate. No se dará por vencido, pese a que aseguró, junto a Valdez, que de presentarse Arturo Del Campo se retiraba. Lo apoyan clubes de peso y esa es su arma.

Wilmar Valdez
Obtuvo nueve votos en la primera votación y luego sumó a Miramar Misiones y Racing a sus filas para quedar a un voto. Su principal bloque es de equipos menores sin poderío económico, salvo Nacional, que quiere estar en el Ejecutivo.

Arturo Del Campo
Pese a que ayer Valdez dijo que Del Campo no se iba a presentar, hay clubes que buscarán convencerlo. Son varios los clubes que lo apoyan en silencio, pero José Luis Palma, presidente de Liverpool, es quien promueve de forma pública su candidatura.


Populares de la sección

Comentarios