La AUF estudia reducir el número de equipos

Los neutrales tienen en carpeta un torneo con menos clubes


Preocupados por la situación que vive el desmerecido torneo local, los neutrales de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) tienen en carpeta reducir el número de equipos profesionales y generar una categoría amateur con más equipos.

El plan, que aún está en un borrador, incluye la reducción de clubes de Primera división, que actualmente es de 16. A lo largo de la historia, el principal torneo del fútbol profesional local contó con un mínimo de 10 equipos.

En el caso de reducir la cantidad de equipos en Primera división, los ingresos por concepto de televisión se repartirán entre menos instituciones y mejorarán los beneficios de los clubes chicos, que son los que llevan la peor parte en el reparto.

En la década de 1990 y la primera del siglo XXI, la Asociación probó diferentes fórmulas, una de las cuales incluyó la integración con el fútbol del interior que terminó fracasando debido a que entre los 16 clubes de Primera división actualmente hay uno solo con sede fuera de la capital y zona metropolitana, Cerro Largo.

En su momento compitieron en Primera, Tacuarembó, Paysandú Bella Vista, Plaza Colonia, Rocha, Deportivo Colonia, Deportivo Maldonado y Atenas de San Carlos.

El tema, que no es de sencilla resolución, se transformó en una piedra en el zapato del Ejecutivo de la AUF que preside Sebastián Bauzá, y por esa razón se intenta encontrarle una salida.

La preocupación de los neutrales es porque cada vez es mayor la brecha en la organización de la selección y el torneo local, que funcionan en la órbita de la AUF pero dirigidos con distinto rigor. En tanto los neutrales asumieron la responsabilidad de acompañar el crecimiento de la selección, a partir del prestigio deportivo que ganó en los últimos años, firmaron mejores contratos de televisión y le dieron un marco de primer mundo a la celeste, el torneo local continúa en franco deterioro futbolístico y de organización, que se comprueba en el comienzo del Torneo Clausura, que fue postergado y puede posponerse aún una semana más.

El problema contra el que luchan los neutrales es que la organización del torneo local está en manos de los clubes, y poco puede hacer el cuerpo que encabeza Bauzá, porque todo se rige por la voluntad de las instituciones.  l


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios