La AUF embretada

Según Nike, Tenfield no mostró su oferta y venció el plazo; el plantel no cede su imagen y no negocia y la Asociación se expone a un juicio millonario
La AUF está a punto de quedar entre la espada y la pared. El anuncio público de un acuerdo con Tenfield para que la empresa de Francisco Casal vuelva a proporcionar la ropa de la selección hizo estallar la bomba.

¿Qué pasó? Tenfield informó a la AUF que hacía derecho de la opción de igualar la oferta de Nike de US$ 24,5 millones. Fuentes de la AUF y Tenfield confirmaron a Referí que la semana pasada Puma se presentó en la AUF anunciando que se mantendría como proveedor de indumentaria de la selección mediante un acuerdo con Tenfield. Pero según Nike, la referida empresa jamás presentó los contratos y por eso entiende que los plazos vencieron para hacer uso de los derechos de preferencia que tenían AUF y Puma.

Sin embargo, el viernes pasado, fuentes de Tenfield y AUF dijeron a Referí que consideraban que se está en una etapa de negociación y que la no presentación del contrato no es argumento suficiente para que caiga la preferencia.

Esto generó la preocupación de los capitaneados por Diego Godín y más cuando se enteraron de que Nike le comunicó a la Asociación que su contrato entró en vigencia. La multinacional estadounidense entiende que al no presentarse otro contrato, en los tiempos establecidos, el suyo es el valedero.

Otro punto en el que los jugadores mostraron su disconformidad con la actual situación es que no están dispuestos a negociar más sus derechos de imagen con terceros. Y en ese sentido le avisaron al presidente de la Asociación, Wilmar Valdez, que no negociarán derechos con Tenfield por entender que es un intermediario.

En consecuencia, la situación se tornó compleja. Es que la AUF puede llegar a un acuerdo con Tenfield, pero los jugadores impedirán que se utilice su imagen y pueden llegar al punto de tapar el logo de Puma, según informaron fuentes vinculadas al plantel.

Los capitaneados por Godín no se sentarán ni siquiera a negociar. Tienen una postura firme y decidida. "Esto es irrevocable. No cederán la imagen para que la maneje ningún intermediario, ni Tenfield ni nadie. Los jugadores solo negocian con la AUF y el esponsor técnico. Es decir, Puma, Nike, Coca o Pepsi", dijo una fuente vinculada al plantel a Referí.

¿Por qué los jugadores adoptaron esta medida? Porque entienden que desde 1998 a la fecha se les quedaron con su dinero. Los derechos de imagen de los seleccionados fue negociada bajo el gobierno de Eugenio Figueredo y llegó a manos de Tenfield de forma "ilegal", según dijo Valdez en agosto. "Nosotros jamás negociamos nuestros derechos de imagen", dijo Diego Godín el mes pasado en el aeropuerto.

Entonces, si la AUF acuerda con Tenfield nuevamente, los jugadores no permitirán que se utilice su nombre, imágenes y hasta se podría tapar el logo de la marca en la camisetas de las figuras más seductoras como los Suárez o Cavani. En estas condiciones, el fútbol uruguayo puede dejar de percibir millones de dólares y queda expuesto a un duro juicio.

Entonces, la situación hace que la AUF esté metida en un embrollo. Y parece tener poco margen de negociación. El escenario planteado es que litiga con Tenfield por una cláusula que firmó Figueredo en 1998 y que el plantel no considera válida. O al mismo tiempo litiga con Nike.

Mientras, el plantel espera para saber cómo puede accionar porque sin su consentimiento no se podrá negociar cuestiones relativas con sus derechos de imagen.

Tenfield no mostró oferta y venció el plazo

El pasado lunes venció el plazo de intimación que la AUF le había hecho a Tenfield para igualar la oferta de Nike para vestir a la selección. La empresa debía mostrar el detalle del contrato, como lo hizo la multinacional estadounidense. Pero no lo hizo.

Pero como Puma se comunicó con la AUF y anunció su intención de continuar siendo proveedor de la ropa, "de acuerdo a un contrato con Tenfield", se dio paso a la continuidad de las gestiones.

El tema preocupó a los jugadores y así se lo hicieron saber al presidente de la AUF, Wilmar Valdez. ¿Por qué están inquietos los futbolistas? Porque como lo expresó el plantel en su comunicado: "En horas decisivas para el fútbol uruguayo, solo exigimos que haya dignidad, transparencia y respeto por la gente, por el futbolista y muy especialmente por los valores democráticos que siempre identificaron a nuestro país, ¡nuestra gente!"

El grupo entiende que, para que Tenfield hubiera igualado la oferta era necesario que hubiese suscrito una oferta de contrato idéntica a la de Nike dentro de los 20 días, plazo que expiró el 28 de setiembre. Pero no sucedió así.

Para Tenfield y para la propia AUF esto no es tan así. "El plazo que se venció es un plazo de uso que no hace caer el acuerdo porque ambas partes están negociando", dijo un neutral a Referí el viernes pasado.

Fuentes del plantel revelaron a Referí que no está el redactado el contrato de Puma hasta 2023. "Estas fueron las dos condiciones que hablaron los jugadores con Valdez", dijo el informante. El plantel entiende que Tenfield no presentó ningún contrato, sino una carta en la que prometía o comunicaba que iguala a Nike, pero no es un contrato y se entiende que no hay garantías.
Los jugadores creen que si se dilata y se cae lo de Nike, el fútbol uruguayo perderá mucho dinero porque se corre el riesgo de que esa empresa se retire del mercado.

Además, la AUF se expone a una demanda de Nike y a la no cesión de derechos de imagen de los jugadores.

Plantel no cede su imagen y no negocia

El plantel de la selección está decidido. Entiende que sus derechos fueron negociados sin autorización y los reclaman. No cederán su imagen a terceros si antes no se negocia con ellos.

Los jugadores quieren garantías de un acuerdo por siete años con Puma y que la referida empresa abone los US$ 24,5 millones que en su momento ofertó Nike.

El grupo dejó clara su postura en el comunicado emitido a la opinión pública en agosto donde expresaron: "Hace años que el plantel de la selección pelea por reestructurar y profesionalizar la relación de imagen con la AUF, cosa que actualmente estamos tratando con su Ejecutivo, y muy especialmente por democratizar todas sus estructuras, algo que ya es urgente. Solo así se librará del yugo de intereses ajenos y no seguirá vendiendo su rico patrimonio al bajo precio de la necesidad".

Los jugadores, según las fuentes consultadas, no quieren que el patrimonio de la AUF sea gestionado por un intermediario, sino que las cesiones se hagan directamente a las marcas (Puma o Nike, por citar a las que pelean por la camiseta). Si ello no ocurre, no cederán sus derechos a la AUF.


Asociación se expone a juicio millonario

La AUF puede quedar entre la espada y la pared. Es que, según revelaron fuentes a Referí, se agregó un elemento inesperado. El 29 de setiembre Nike comunicó a la AUF que Tenfield no había igualado su oferta en forma y plazo, y que por tanto el contrato de Nike con la AUF ya estaba en vigor.
"Nike internacional mandó un comunicado a la AUF donde expresa que el contrató está rigiendo", reveló la fuente consultada.

¿Qué significa esto? Que si la AUF le otorga a Tenfield más plazos de los establecidos, se puede ver enfrentada a una demanda de Nike. Y los jugadores del seleccionado no cederán su imagen hasta que el litigio se aclare.

Por otra parte, Tenfield también puede iniciar acciones legales como ya lo anunció.

Los abogados que asesoran al plantel celeste entienden que la cláusula de derecho de igualación del contrato de 1998 es potencialmente nula por establecer una obligación perpetua y por vulnerar el derecho a la competencia.

El tema es mucho más complejo. Todos los jugadores que pasaron por la selección desde 1998 podrían realizar juicio debido a que, según la interpretación jurídica, se utilizó su imagen sin que la cedieran.


Acerca del autor