La angustia de aliado de los tricolores

Otra vez jugó mal Nacional, pero ganó un partido emocionante, con un gol en los descuentos, cuando la desazón hizo que Progreso se desarmara

Cuando terminó el primer tiempo en el Centenario con el triunfo de Progreso en la única llegada a Bava, mientras Nacional, pese a la escasez de recursos futbolísticos que lo caracteriza en los últimos partidos había transformado a Odriozola en figura, nadie en el Centenario pensó que el partido iba a terminar con tanta emoción.

Tampoco es que había una gran cantidad de personas (se habilitaron solo Olimpica y América), pero el puñado de tricolores y el manojo de gauchos, no imaginaron un final gol a gol.

Los vistazos furtivos al Twitter daban rabia. Uno ahí, mirando cómo pasaban los minutos de un primer tiempo flojo, y el pajarito emanaba ditirambos de la final de la Liga de Campeones, jugadas fantásticas, ataques acalambrantes y goleros maravillosos.

Casi todo envidiable, menos lo de los goleros, porque en el Centenario, Odriozola aguantaba como podía el cero en su arco. No es que Nacional era una tromba, pero se acercaba con Sánchez por derecha y De Pena por izquierda.

En el primer tiempo, Odriozola le atajó un remate a Vicente, descolgó con decisión un centro de De Pena y sacó un cabezazo de Arismendi. Faltó nombrar, en estas instancias, a los dos delanteros de Nacional: Sebastián Abreu y Gonzalo Bueno. Es que no tuvieron participación. El Loco esperó en vano un centro bien tirado, pero no llegó ninguno. Todos terminaron en la cabeza de Tabárez. Y Bueno no encuentra el mejor nivel, entreverado, sin fuerza y sin velocidad. Muchas veces apareció por el medio y terminó cercado y sin resolución.

Nacional era el de siempre, con pretensiones de buen juego pero sin profundidad. El de los últimos partidos, un error defensivo y un gol en contra. Cuando se terminaba el primer tiempo, Dorrego desbordó y tiró el centro pasado. Bombaci bajó de pecho y remató cruzado. A todo esto, Díaz lo marcó muy mal.

El segundo tiempo empezó con un impresionante golpe de cabeza de Abreu y otra atajada monumental de Odriozola. Hasta que entró Recoba y la pelota empezó a circular mejor. Solo la pegada del Chino podía romper la defensa de cinco hombres de Progreso con un cambio de frente para De Pena; luego el pase de éste para que Sánchez tocara ante la salida del golero.

Pero enseguida volvió a desnivelar Queiro con un bombazo que rebotó en Arismendi y descolocó a Bava. De golpe se puso lindo el partido, mal jugado, pero lindo, porque Progreso desafiaba al descenso y tenía que ganar.

Del taco de Renato nació el nuevo empate tricolor: Sánchez recibió y entregó al medio, para el gol de Mascia.

Recoba hizo revolcar una vez más a Odriozola y Queiro pudo aumentar frente a Bava. Pero fue Arismendi, después de un exquisito pase del Chino, el que puso el 3-2 en el minuto 94, clasificó a los tricolores a la Libertadores –salvo que River sea campeón Uruguayo– y hundió a Progreso en la B. 

Progreso 2 - Nacional 3

Progreso: Rodrigo Odriozola; Jonathan Souza Motta Maximiliano Amondarain, Rafael Tabárez y Silvio Dorrego; Rodrigo Guarteche, Renzo Pozzi, Matías Porcari y Ricardo Queiro; Germán Bombaci y Gustavo Alles. Director técnico: Carlos Barcos

Nacional: Jorge Bava; Pablo Álvarez, Andrés Scotti, Efrain Cortés y Juan Manuel Diaz; Israel Damonte, Diego Arismendi y Carlos De Pena; Vicente Sánchez, Sebastián Abreu y Gonzalo Bueno. Director Técnico: Rodolfo Arruabarrena

Cancha: Estadio Centenario
Árbitro: Fernando Cabrera
Asistentes: Marcelo Costa y Antonio Fittipaldi

Cambios en Nacional: 54' Álvaro Recoba x Bueno, 63' Juan Cruz Mascia x Abreu, 76' Renato César x Damonte

Cambios en Progreso: 72' Matías Appelt x Souza Mota, 76' Excequiel Vázquez x Bombaci, 89' Federico Aguilera x Guarteche

Goles: 45'+2 Bombaci (P), 75' Sánchez (N), 78' Queiro (P), 84' Mascia (N) y 90'+4 Arismendi (N)

Amarillas: Damonte (N)


Populares de la sección

Comentarios