Kevin Young: Reggae, playa y cumbia

El incríble recorrido del pívot jamaiquino que la rompe en Trouville
Kevin Young llega a la hora pactada a la entrevista, a las 15, y mira su reloj. Se sorprende de encontrar al periodista. "Acá en Uruguay, cuando dicen las 15 es 15.15 o 15.30", y suelta su primera carcajada. Carismático, trotamundos y figura del ascendente Trouville, el pívot jamaiquino de 2,06 metros pide contar su historia en inglés. De Kingston a Pocitos, con un montón de escalas que jamás imaginó.

"Mi padre era nadador, integró la primera selección de Jamaica que compitió a nivel internacional, en la década de 1970. Mi madre jugaba al netball, un deporte que trajeron los ingleses a Jamaica", cuenta a Referí.

"Cuando eres niño, en Jamaica haces atletismo. Todos corren en la escuela. Pero a los seis años yo era tan alto que jugaba al fútbol y al vóleibol, Igual tenía problema con mi altura. Hasta que a los 13 años, mi madre me encontró un club de básquetbol en Kingston. Me pusieron a jugar con las mujeres porque era demasiado malo para jugar con los hombres. Me enseñaron y me fui de vacaciones a Estados Unidos. Ahí me vieron tan alto que me ofrecieron becas de tres liceos", explica.

Con 13 años se quedó a vivir solo en Estados Unidos para jugar a nivel liceal en Shores Christian Academy.

"A los 13 años, mi madre me encontró un club de básquetbol en Kingston. Me pusieron a jugar con las mujeres porque era demasiado malo para jugar con los hombres".

"Lloraba mucho, extrañaba. El pollo picante, la playa... En Kingston estaba a 10 minutos de cuatro o cinco playas. El Caribe... Al jamaiquino no le importa la clase social que ocupa, es feliz estando todo el día en la playa, relajado. Pero en Miami todos iban rápido. Una horita a la playa y de ahí al trabajo", rememora.

En su edad liceal, Young, ahora de 32 años, se convirtió en uno de los mejores jugadores de todo Estados Unidos: "Tuve ofertas de 70 universidades; elegí la de Missouri, todo lo contrario a Jamaica: siempre frío, mucho frío".

Jugó en la División I de la NCAA contra Carmelo Anthony, Chris Bosh y Deron Williams, entre otros. Fue compañero de Kareem Rush que jugó entre 2002 y 2004 en Los Angeles Lakers.

"Se jugaba en canchas con 20 mil personas. En mi escuela me amaban, era el chico energético, jugaba fuerte en defensa, en los rebotes y todos me amaban porque era jamaiquino", dice riendo.

Pero como en su familia le inculcaron que los libros estaban antes que el deporte se graduó en gestión de hoteles y restoranes.

"No esperaba nada del básquetbol hasta que los agentes empezaron a reclutarme".

No llegó al draft de la NBA: "Ahí seleccionan alrededor de 50-60 jugadores y yo estaba en el lugar 200. Hice un campamento con los (Washington) Wizards y los (Detroit) Pistons me hicieron un scouting. Me dijeron que les gustaba mi espíritu, pero no que no era lo suficientemente alto".

"Se jugaba en canchas con 20 mil personas. En mi escuela me amaban, era el chico energético, jugaba fuerte en defensa, en los rebotes y todos me amaban porque era jamaiquino".

Y así empezó a conocer destinos impensados: Turquía (Antalya Kepez), Francia (Paris Basket Racing, el equipo propiedad de Tony Parker donde jugó con su hermano) y Róterdam de Holanda.

Terminada esa temporada 2006-2007, le consultaron si quería jugar en Sudamérica: "Claro, Brasil, Argentina", respondió. Cuando le dijeron que el punto de llegada era Uruguay quedó en blanco: "Nunca había escuchado ese nombre. A Paraguay sí. Fui a google y lo primero que me salió fue mate, cumbia y carne. Ustedes aman a las vacas". Y vuelve a reír.

Jugó dos temporadas en Biguá –equipo que le costó mucho poder pronunciar– logrando el bicampeonato (2007-2008 y 2008-2009), además del Sudamericano de clubes 2008. "Fue una de las mejores experiencias de mi vida". Fueron los primeros títulos de su carrera.

Kevin Young en Biguá
Kevin Young en Biguá

La adaptación fue facilitada por Mark Bortz con quien se había enfrentado en Turquía, Leandro García Morales contra quien jugó en la NCAA y Martín Osimani, con el que se codeó en Miami. "También por el entrenador Marcelo Signorelli que solo sabía decir '¡hello!' en inglés", dice.

En Argentina, jugando por Olímpico, sufrió: "Juegan muchos jugadores de 2,11 m, 2,13 m, varios de la NBA, olímpicos argentinos, pero la gente no es tan amable como la uruguaya. Fue muy duro, Me rompí los meniscos contra Román González (el ex Aguada)".

En Venezuela pasó por Bucaneros de La Guaira: "Nunca oí que Uruguay fuera inseguro; Venezuela es inseguro, no puedes andar con reloj ni sacar el celular. Teníamos guardia privada. Me lo pasé en el hotel".

"En Pioneros de Cancún (México), me dirigió Alberto Espasandín. Dicen que es un país peligroso, pero Cancún es un paraíso", afirma.

Para la temporada 2011-2012 desembarcó en Aishin Sea Horses de Japón: "Un lenguaje distinto, otra comida. Vi gente comiendo un sapo que aún movía sus ojos... Pero fue muy bueno económicamente y ganamos dos campeonatos".

"Hice una buena carrera, es un país muy limpio, tranquilo, pacífico, estadios muy profesionales, enormes, se juega a cancha llena pero con el público muy tranquilo, con aplausos muy tímidos", recuerda.

La pasada temporada volvió a Uruguay. Esta vez a Trouville: "Pensar que conocí a Pepo Vidal y Mathías Calfani cuando eran bebés, ahora son hombres".

Kevin Young y José Lloreda
Kevin Young y José Lloreda, Liga 2014-2015
Kevin Young y José Lloreda, Liga 2014-2015

Junto al venezolano Néstor Colmenares formó la mejor pintura de la pasada temporada llevando al rojo de Pocitos a la final. "Néstor es un hermano para mí. Nos fuimos juntos a jugar a Cocodrilos después". En determinado momento de la entrevista, el teléfono suena. Es Néstor el que llama.

"Este año estamos sanos, el año pasado se lesionaron Martín Aguilera y Cococho Álvarez. Tenemos un grupo joven, Claudio Bascou está más maduro, Joaquín (Izuibejeres) es un gran líder y capitán, y Pepo (Santiago Vidal) es nuestro jugador clave. Cuando él controla el juego ganamos. Si hace 20 puntos capaz que no ganamos, pero si hace 10 puntos y da 10 asistencias ahí sí ganamos, porque en los momentos claves está en el lugar indicado, como contra Malvín: en los cinco minutos finales lo ganó él liderando al equipo".

"Tenemos más tiempo de equipo juntos, cada vez entendemos más al entrenador, y estamos en una buena temporada con (Nicolás) Borsellino que es un guerrero; su trabajo es ir a la batalla, lo enfrenté en Malvín con Biguá y el año pasado contra Aguada, amamos su energía. También la de Kristian Clarkson que entiende el juego, sabe su rol. No tenemos un nivel de campeones por ahora, pero estamos trabajando para tenerlo", afirma.

Es Young, fanático de Walking Dead y Game of Thrones. Del reggae y el hip hop. Pero también ahora del asado, las empanadas y la rambla de Pocitos. Ah, y de la cumbia, "porque Martín Aguilera se pasa escuchando y me está convenciendo", dice. Y vuelve a reír.

Sus cifras

18,2 Puntos. Son los que promedia en la presente Liga Uruguaya y está undécimo en la clasificación. Nunca bajó de 10 puntos en sus 11 partidos.
10,6 Rebotes. Está octavo en la clasificación general de este rubro (6,1 en defensa, 4,5 en ataque) y entre puntos y capturas lleva cinco doble-dobles.

El Rojo ya quiere a su hijo

En Cancún, donde fue dirigido por Alberto Espasandín, conoció a Diana, mexicana, y se enamoró. Con ella estuvo los tres años en Japón y pegó la vuelta a Uruguay. Ahora esperan un hijo: "Tenemos 11 semanas de embarazo, Trouville ya me ofreció un contrato si llega a ser varón", cuenta a las risas. De Uruguay disfruta la rambla, la tranquilidad de Pocitos y se hizo fanático del asado, la parrilla y las empanadas. Y de a poco también ha incorporada al hip hop y al reggae la cumbia uruguaya: "Martín Aguilera se pasa todo el día escuchando".

La frase

"Tiene una fortaleza física que desequilibra, piensa y juega para el equipo, es comprometido en defensa y cada vez lee mejor la distribución de juego".
Álvaro Tito, entrenador de Trouville

El objetivo: color celeste

"En Jamaica solo jugué por la selección sub 17, la organización es muy mala. Ahora quiero jugar por la selección uruguaya", dice.



Populares de la sección

Acerca del autor