Kevin en busca del camino

El juvenil uruguayo alterna en el primer equipo de Perugia, pero su ficha pertenece a Roma

Kevin Méndez se fue de Peñarol con un puñado de minutos en Primera División y todas las ganas de jugar en el primer equipo. Luego de brillar con la selección uruguaya juvenil selló su pasaporte a Roma, que lo compró como proyecto a futuro y lo cedió a Perugia para tomar minutos en la Serie B.

Instalado en un cómodo departamento en Ferro Di Cavallo, a tres cuadras del Estadio Renato Curti donde su actual club juega como local, Méndez atendió a El Observador para hablar de su vida en el país de la bota, horas previas del partido con Barese.

“Vivo en Ferro Di Cavallo cerca del estadio. Los hinchas me reconocen mucho porque acá la gente es de Perugia por la zona, pero la mayoría también siguen a un equipo grande como Inter de Milán, Roma o Juventus y por eso me identifican con Roma”, dice Méndez a miles de kilómetros.

Si bien es titular en el equipo primavera (la Tercera División como se conoce en Uruguay), el uruguayo alterna en el equipo principal, donde la mayoría de los partidos los comienza desde el banco de suplentes.

Cuando llegó a Perugia estaban los uruguayos Darío Flores, quien se fue a un equipo de la Serie C, y Guillermo Giacomazzi, quien continúa en la escuadra Grifoni.

“Aquí se está terminando el invierno y con Guillermo (Giacomazzi) nos juntamos mucho. Yo estoy acá con mi padre, que me acompaña desde el primer día y él tiene a su familia, pero está muy pendiente de mí. La verdad que se portó notable y nos juntamos seguido a tomar unos mates o salimos a comer. Estamos siempre en contacto”, dice uno de los jugadores que Fabián Coito convocó para los entrenamientos previos al Mundial sub 20.

Perugia es una de las llamadas ciudades universitarias de Europa, donde se conglomeran varios centros de estudios, por lo que la oferta nocturna es abundante.

“En el día común me levanto y me tomo unos mates con mi padre. Acá hay boliches que me dijeron se ponen muy buenos aunque yo, obviamente, no los conozco. Estoy muy tranquilo, vivo con mi viejo y la salida que tenemos es al shopping, porque el cine se complica por el idioma”, reconoce el juvenil, que también se escapa para ir a cenar con su padre cuando hay partidos de Champions.

Justamente para adaptarse mejor al club y a la vida en Italia, el club le prometió un profesor de italiano antes de viajar a la gira europea con la selección sub 20: “Me dijeron que tenía un profesor para arrancar las clases. Me llevo bien con el idioma aunque todavía me falta un poco. A mi viejo le cuesta un poco más. Si me dicen de ir a clase no tengo drama, todo lo que sea para crecer, mejor”.

Creyente y católico practicante, Méndez reconoce que lo mejor de su estadía en Italia fue la posibilidad de conocer el Vaticano: “Fui al Vaticano con mi padre. Ir a ese lugar es impresionante, cuando llegué a casa me di cuenta que no me había sacado fotos, pero soy muy creyente y tenía ganas de vivir esa experiencia. Después en Roma lo más lindo es el Estadio Olímpico”, agrega, al tiempo que reconoce que solo tiene dos días libres en la semana y prefiere quedarse descansando.

El frío y la nieve son enemigos para el acostumbrado físico del uruguayo al clima templado: “Cuando pude llegar estaba en pleno invierno y había nieve. Por suerte se está yendo, pero no tengo problemas. Estar acá era un sueño que tenía y no me quejo de nada, solo le doy para adelante”.

La amistad en la celeste

Con Thiago Cardozo. Amigo y consejero

“Con Thiago somos amigos de toda la vida. En la sub 20 se armó un grupo bárbaro y no es porque quede bien decirlo, es la verdad, somos todos amigos. Fabrizio Buschiazzo, Gonzalo Latorre, Leandro Otormín y Facundo Ospitaleche son amigos de toda la vida, pero con Thiago tengo algo especial. Él conoce a mi familia y yo a la de él. Cuando tuvo que abrirse de Fonseca para renovar en Peñarol me pidió una opinión y le dije que hacía lo correcto. Yo con Daniel no tengo problema, pero a veces paga el jugador. El me dijo que tenía ganas de seguir en Peñarol, que estaba cómodo en el club y yo le di para adelante”

Conocer la Torre Eiffel

“La gira por Europa con la sub 20 creo que nos hizo muy bien para tener más rodaje, jugar contra equipos fuertes, que están muy preparados. Además de lo futbolístico, que fue una muy buena experiencia, estuvo genial el viaje para preparar al grupo. No te olvides que vamos a estar un mes y pico encerrados jugando un Mundial y hay cosas que molestan en la convivencia y son absolutamente normales. Está bueno que, más allá de ser amigos, podamos seguir compartiendo momentos. Cuando estuvimos en Francia visitamos todos la torre Eiffel y fue un sueño cumplido”.

PEÑAROL I

El jugador: “Siempre digo que volver a Peñarol es una meta para jugar en la Primera. Es la única espina que me quedó. Voy a volver para jugar”.

PEÑAROL II

El hincha: “De las cosas que más extraño es ir a ver a Peñarol con mis amigos. Siempre lo hacía”.


Populares de la sección

Comentarios