Julia Lipnitskaia: la nueva súper estrella sobre hielo de Sochi

Tiene apenas 15 años y se convitió en la competidora más joven en alcanzar el oro

Los Juegos Olímpicos de Sochi dieron a luz a una nueva estrella. Con solo siete minutos sobre la pista de hielo, la pequeña patinadora Julia Lipnitskaia fue una de las deportistas fundamentales para que el equipo de Rusia, el país anfitrión, recibiera el pasado domingo la primera medalla de oro en esta disciplina.

A sus 15 años, se convirtió en la patinadora más joven en llevarse el oro en los Juegos Olímpicos invernales. Antes lo había hecho la estadounidense Tara Lipinski, también a los 15, cuando participó en los juegos de 1998 en Nagano. Hasta la propia Lipinski ha reconocido las cualidades de la adolescente rusa al afirmar que “su talento es completo”.

"A juzgar por el aplomo que rebosa, lo cual se nota al entrar a la pista de hielo, se puede apreciar que esta es su hora", agregó la estadounidense en declaraciones recogidas por la agencia de noticias AP.

La adolescente rusa no había surgido entre las favoritas, quienes en principio eran la surcoreana Yuna Kim, la italiana Carolina Kostner y la japonesa Mao Asada. Sin embargo, desde el pasado domingo que su nombre suena en todos lados.

La joven, de apenas 1,58 metros de altura, empezó a patinar cuando tenía cuatro años, y tenía ocho años cuando comenzó a entrenar con mayor dedicación.

Lipnitskaia no tiene una vida común y corriente. La deportista tuvo que renunciar a la escuela, y se educa a través de profesores particulares. Es apoyada por uno de los programas deportivos de Rusia, por lo que tiene que entrenar intensamente. Dedica seis horas diarias a prepararse físicamente, a repasar su técnica o a ensayar ballet. Antes de poner un pie en Sochi, había llegado a acumular 15 mil horas de entrenamiento.

"La prepararon muy bien y son estrictos con su rutina. Se nota. Tampoco tiene miedo alguno. Ahora cuenta con esa confianza y la experiencia. Ya domina todo los aspectos, pero tiene algo extra", reconoció a AP la patinadora japonesa Yuka Sato, quien se convirtió en campeona mundial de patinaje sobre hielo a los 21 años, en 1994.

La elasticidad de su cuerpo y la agilidad con la que se mueve en la pista ha llamado la atención de los espectadores al punto que, algunos medios, como el USA Today, la llaman “la pretzel humana”, por el modo en que se contornea.

A pesar de sus cualidades, Lipnitskaia estuvo a punto de quedar fuera de la competencia. Como mínimo de edad, el Comité Olímpico establece que los participantes tienen que haber cumplido los 15 años antes de julio. Ella los cumplió apenas unas semanas antes, el 5 de junio.  

A pocas semanas de comenzar los juegos en Sochi, la adolescente se destacó en las competencias europeas, cuando completó una coreografía con la música de la película “La Lista de Schindler”. El público se puso en pie para aclamar la exhibición mientras Lipnitskaia no podía contener las lágrimas, recogió en ese momento la agencia AFP.

Desde 2011, Lipnitskaia  ha ganado nueve campeonatos internacionales de patinaje, en tres ocasiones se quedó con el segundo puesto, y solo una vez llevó el tercer lugar.

La próxima vez que evaluarán sus destrezas será durante la competencia de mujeres de modo individual, para la cual es una de las favoritas, pero que, según informa  The Daily Mail, nunca le ha tocado ganar a una rusa.


Populares de la sección

Comentarios