Jugó el Superbowl con 12 clavos en el brazo

Thomas Davis jugó con el brazo fracturado; "no me perdería el partido por nada del mundo"
Thomas Davis fue una de las principales historias del Superbowl: en la final de la Conferencia Nacional se fracturó un brazo ante Arizona. Lo operaron el lunes siguiente, por lo que tenía 13 días para recuperarse de una lesión que sueñe lleva al menos un par de meses.

"No me perdería el Superbowl por nada del mundo", dijo Davis, y puso a los médicos de su equipo en una difícil misión: recuperarlo en tiempo récord.

Thomas davis carolina

Al final, le pusieron una placa de titanio y 12 clavos, además de una félula especial. Y Davis jugó el partido. Disminuido, pero así y todo le dio para un par de tackles importantes, en un partido en que la defensiva no estuvo mal, pero no pudo hacer nada ante una defensa monstruosa de Denver.

"Este post no es sobre mí, o lo duro que yo soy. No es para darme ninguna luz sobre mi rendimiento o mis lesiones. Los médicos del equipo y los preparados físicos hicieron un trabajo increíble para darme la oportunidad de volver al campo. Este post es estrictamente para mostrar cuánto amor que tengo por mis hermanos y por la #PanthersNation. Seguiremos luchando", escribió Davis en Instagram, con una gráfica foto de la cicatriz y los tornillos.


Populares de la sección