"Jugar la Libertadores en el Estadio será increíble"

Matías Aguirregaray fue presentado como nuevo jugador de Peñarol
La presentación de Matías Aguirregaray fue una excusa para que el futbolista hablara con la prensa, ya que los jugadores como el vasquito no necesitan presentación.

Criado en las formativas del club mirasol y dos veces Campeón Uruguayo –fue gravitante en 2010 y 2013–, Aguirregaray volvió a su casa esta vez con un condimento especial: será dirigido por su padre y compañero de equipo de su primo materno, Gastón Guruceaga.

"En su casa no necesita presentaciones", dijo Jorge Barrera en la presentación al tiempo que Rodolfo Catino agregó: "Está el padre, llegó el hijo, solo falta el espíritu santo", a modo de broma.

Los dirigentes le dieron la camiseta del club, el futbolista utilizará el número 13 que dejó vacante Damián Macaluso, y el flamante lateral aurinegro habló con Referí: "Yo siempre quiero venir a Peñarol, y más cuando a uno lo valoran. Estoy lleno de expectativa para lo que viene. Jugar la Copa Libertadores con Peñarol es lo más lindo que hay y el sueño de todo hincha es ganarla. Y más en el Estadio, que va a ser increíble. Nosotros también soñamos pero hay que estar tranquilos porque sabemos que es un campeonato muy difícil".

La negociación entre Peñarol y Estudiantes de La Plata se demoró más de lo previsto porque el club argentino tenía una deuda pendiente con los representantes del futbolista, que finalmente se solucionó para destrabar el conflicto: "Se demoró un poco también porque Estudiantes me quería ahí, el entrenador me pidió, fue un escenario difícil pero por suerte consideraron mi deseo de volver al club".

Gabriel Milito, entrenador del pincharrata, habló con Aguirregaray y le pidió que se quedara, pero entendió que la cabeza del jugador ya estaba en Los Aromos: "Milito llegó y me dio la confianza. Estaba muy contento donde estaba porque Estudiantes me dio todo lo que necesitaba, él es un muy buen entrenador y aprendí mucho pero le manifesté mi deseo de volver a Peñarol porque este club está por encima de todo eso".

A su vez contó que las banderas de Peñarol en la hinchada de Estudiantes aceleraron la nostalgia: "Jugando en Estudiantes veía en la tribuna las banderas de Peñarol y más ganas me daban de volver".

Consultado sobre la relación que tendrá con Óscar Aguirregaray, su padre y asistente técnico de Pablo Bengoechea, el lateral bromeó: "El tratamiento con mi padre va a ser igual, tengo una gran relación con él. En Los Aromos voy a tener a un entrenador y a un padre en casa. Voy a tener que calmarlo un poco, porque cuando van ustedes entrena a la par del resto y después anda rengueando en casa. No está bien eso (risas)".

Aguirregaray ya entrenó ayer en Los Aromos y se encontró con Diego Forlán a quien conoce de su paso por la selección –debutó en 2012 en la victoria celeste ante Polonia por 3 a 1– y contó una intimidad con el delantero: "Cuando me tocó estar en la selección hablaba mucho con Diego y siempre le pedía que viniera a Peñarol. Se lo pedía como hincha del club, por suerte ahora cumplió (risas)".

Populares de la sección

Acerca del autor