Jugar al menos malo

Las figuras carboneras no brillaron y, con la caída de Nacional, el empate fue valorado

"Qué mal que está Peñarol, pero Nacional está peor aún". El comentario que puede escucharse en cualquier charla futbolera o leerse en grupos de Whatsapp tras los partidos de los grandes de este fin de semana, es un reflejo del nivel de los grandes en el actual campeonato, donde ambos pelean el título pero sin brillar, lejos de lo que sus hinchas esperan.

Los resultados y lo que se ve en la cancha hacen suponer que los equipos más laureados del fútbol uruguayo juegan a ser el menos malo entre ellos.

Ayer, Peñarol tenía la posibilidad de acercarse al título del Apertura si ganaba, pero le empató a Wanderers 1-1, con lo justo.

La caída de Nacional ante Danubio el sábado le servía al carbonero para poder ponerse a cinco puntos de los tricolores, si ganaba, pero terminó conforme con el empate y el punto ganado. Así lo manifestó Pablo Bengoechea tras el final del partido (ver página 6).

En la cancha, Peñarol mostró muy poco. Un nivel que no estuvo a la altura de los que indica la tabla, en la que es líder y principal candidato al título.

Las figuras del equipo, Diego Forlán y Luis Aguiar, ambos generadores de juego, estuvieron lejos de su nivel, sobre todo "el Canario", quien pareció peleado con la pelota. Y cuando no aparecen, sus compañeros de ataque lo sienten, porque se quedan sin sus abastecedores de balones.

En el medio, Tampoco estuvo fino Sebastián Píriz, de regular torneo, y fue Nahitan Nandez el más destacado, más por su marca que por su proyección ofensiva

En la zaga, Guillermo Rodríguez fue el más eficiente. Además, fue quien sacó las papas del fuego al marcar el empate con su gol, algo que con la casaca aurinegra no lograba desde el 5 de marzo de 2011, cuando anotó para el triunfo por 2-1 ante Bella Vista.

Por su parte, Carlos Valdez estuvo un tanto desprOlijo y pudo haber visto la roja, mientras que los laterales no trascendieron.

Arriba, Marcelo Zalayeta que había tenido un arranque que ilusionó con volver a mejores rendImientos, como los que tuvo no hace tanto tiempo, se fue apagando poco a poco.

Hasta el propio Bengoechea reconoció QUE su equipo ha sido "regular", pero sin ser del todo satisfactorio: "¿Qué no obtuvimos el rendimiento que pensábamos que íbamos a tener en el campeonato? Esa es otra cosa".


Populares de la sección

Acerca del autor