Jugadores de Manchester fueron a apoyar a un hincha enfermo y murió a las pocas horas

Un fanático del Manchester United que se encontraba en estado terminal pudo conocer a sus ídolos antes de fallecer

Paddy Lawler cumplió su último deseo. Puede que este nombre no le suene a nadie pero su historia será difícil de olvidar. Lawler, un abuelo de 73 años, era fanático del Manchester United y desde hacía un tiempo se encontraba en cama debido a que se le había diagnosticado cáncer de próstata terminal.

Su nieta Kayleigh, a sabiendas del fanatismo de su abuelo por los "red devils" y de que deseaba conocer al plantel, se decidió por mover cielo y tierra para concretar su deseo. Escribió una carta en Facebook donde contaba la situación de su abuelo y en la que solicitaba que todos sus conocidos difundieran el mensaje con la esperanza de que así se pudiera contactar con el club.

Embed

Las casualidades de la vida quisieron que la prima de Jesse Lingard, un jugador del Manchester United, leyera la carta e inmediatamente se pusiera en contacto con él. Tres días después, Timothy Fosu-Mensah, Jesse Lingard, Marcus Rashford y Ashley Young ingresaban a la casa de Lawler para cumplir con su última voluntad.

Los jugadores se tomaron algunas fotos con Lawler y le firmaron algunas camisetas. Luego, Kayleigh destacó el gesto por su cuenta de Facebook. Como si fuera una casualidad más de la vida, 45 minutos después de la visita de los "diablos rojos", Lawler cerraba los ojos por última vez.


Populares de la sección