Jugadores por los que pelearon, y pelean, Nacional y Peñarol

Sebastián Taborda y Diego Polenta se suman a la lista de futbolistas por los que pujaron los clubes grandes, en la que hubo “robos” de último momento

Como en cada período de pases del fútbol uruguayo, Nacional y Peñarol vuelven a coincidir con algunos nombres de su carpeta de posibles fichajes. En esta ocasión se trata del delantero Sebastián Taborda y también del zaguero Diego Polenta. Ambos sonaron en primera instancia para los tricolores pero en las últimas horas se conoció que los carboneros también están interesados en negociarlos.

De esta forma, los dos futbolistas se unen a una extensa lista de jugadores por la que los grandes han pujado para sumarlo a sus filas y evitar que pasen al rival de todos los tiempos.

La nómina podría empezar en 1913 con el caso de Carlos Scarone, quien pertenecía a una familia 100% de Peñarol y de a poco los dirigentes de Nacional lo fueron convenciendo para sumarlo a sus filas, como finalmente ocurrió. Su padre italiano –quien quería que su hijo volviera a los aurinegros, donde ya había jugado- recibió la frase que luego bautizaría a los carboneros: “¿Ir a Peñarol? ¿A mangiare mierda?”, le dijo Carlos, dando origen al apodo de “manyas”. Lo peor no sería su paso a los albos, sino que luego acercaría a los tricolores a su hermano Héctor, quien fue uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol uruguayo.

Ramos, Paz y Saralegui

Más acá en el tiempo, en 1977, se dio el caso de tres jugadores de Artigas que tras consagrarse con la selección uruguaya en el sudamericano juvenil llegarían a Montevideo para sumarse a Nacional: Venancio Ramos, Mario Saralegui y Ruben Paz. Pero en pleno viaje, mientras iban por la ruta, dirigentes mirasoles abordaron el ómnibus en el que viajaban, le hicieron una mejor propuesta y firmaron con Peñarol, donde luego serían figuras.

Pelea por Islas en el aeropuerto

Otra batalla por un futbolista se vivió en el Aeropuerto de Carrasco por el delantero argentino Pablo Islas en el año 2000. El jugador llegaba a los tricolores tras haber arreglado de palabra, pero en la terminal aérea se encontraba el dirigente de Peñarol Víctor Cabrera, quien intentó hacerle cambiar de opinión. Cuando Alejandro Balbi vio la situación, hubo fuertes discusiones y finalmente se fue para Nacional.

A la casa de Eguren

Algo similar ocurrió con Sebastián Eguren en 2003. El volante de Wanderers era pretendido por los dos grandes y estaba todo encaminado para que se fuera a Peñarol, pero a última hora, quien había sido su DT en los bohemios y estaba al frente de los tricolores, Daniel Carreño, junto al dirigente Alejandro Balbi, lo convencieron para que se fuera a los bolsos tras una reunión en la casa del futbolista a la 01 de la mañana, cuando éste dormía.

“Daniel bajó de un bruto Mercedes, venía con Alejandro Balbi. Me dijo que se había solucionado la parte económica y que ahora dependía de mí. Yo ya había tenido una conversación previa con él, pero estaba lo que había hablado Devoto con Peñarol, aunque yo de eso, oficialmente, no sabía nada de nada”, contó el jugador a El País.

Lista larga

La nómina de jugadores por la que ambos grandes pujaron tiene varios nombres más. Diego Alonso es uno de ellos. Luego de su primer paso por Nacional, los dos grandes se interesaron para traerlo de vuelta a Uruguay y terminó en Peñarol, donde luego sería campeón.

El golero Rodrigo Muñoz durante varios períodos de pases sonó para los dos grandes y finalmente atajó para Nacional.

Tras sus buenas actuaciones en River Plate, Richard Porta y Bruno Montelongo también estuvieron en la carpeta de albos y carboneros, y, en distintos momentos, jugaron en esos equipos, respectivamente.

Jonathan Charquero, Matías Vecino y Tabaré Viudez también fueron negociados por ambos grandes y terminaron en el Parque Central. El último de ellos había sido anunciado como jugador de Peñarol por el entrenador Diego Aguirre y luego finalmente se puso la tricolor.

En los últimos períodos de pases se dieron los casos de Pablo “Bolita” Lima y Marcel Novick, quienes sonaron para Nacional y Peñarol y luego pasaron a los carboneros.

Con Taborda y Polenta, la lista se agranda un poco más y seguramente dentro de seis meses habrá nuevos casos.


Populares de la sección

Comentarios