Jugador croata se pierde el Mundial por saludos fascistas

Josip Simunic ha sido suspendido durante diez encuentros oficiales por la FIFA por sus hechos tras el partido Croacia-Islandia disputado en Zagreb

El defensa internacional croata Josip Simunic ha sido suspendido durante diez encuentros oficiales por la FIFA por "conducta discriminatoria" tras el partido Croacia-Islandia disputado en Zagreb, correspondiente a la ida de la repesca de clasificación para el Mundial de Brasil 2014.

La sanción impedirá a Simunic estar con su selección en Brasil, ya que la cita mundialista es la primera competición oficial que disputará Croacia, que logró su clasificación en esa eliminatoria contra los islandeses.

Según un comunicado facilitado por la FIFA, al término del partido, disputado el último 19 de noviembre, Simunic, "junto a los seguidores presentes en el estadio, se comportó de manera antideportiva".

"La Comisión (Disciplinaria) conoció que el futbolista, acompañado del público presente en el estadio, lanzó a viva voz el saludo croata utilizado durante la Segunda Guerra Mundial por el movimiento fascista Ustase", indica la FIFA en el comunicado.

Simunic, según indicaron en su momento medios locales, incitó al público presente en el estadio Maksimir de Zagreb a corear con él un conocido lema de los "ustachis", los fascistas pronazis croatas durante la Segunda Guerra Mundial.

"Za dom" ("Por el hogar"), exclamó Simunic tres veces por el micrófono del estadio con una mano levantada, mientras que el público respondió "Spremni" ("listos").

Se trataba de uno de los saludos de los "ustachis", que entre 1941 y 1945 lideraron el "Estado Independiente Croata", un protectorado de la Alemania hitleriana donde fueron asesinados decenas de miles de judíos, serbios, gitanos y disidentes políticos.

La FIFA ha considerado que el citado saludo es "discriminatorio" y "ofende la dignidad de un grupo de personas por razón, entre otras, de su raza, religión o lugar de nacimiento, lo que representa una clara infracción del art. 58, apdo. 1a) del Código Disciplinario" del organismo.

Por este motivo, tras el pertinente procedimiento disciplinario y al considerar grave el incidente, la FIFA ha decidido suspender a Simunic por diez partidos oficiales. Además, se le prohíbe el acceso a los estadios en esos diez partidos y se le multa con 30.000 francos suizos.

Dependiendo de los partidos que dispute Croacia en el Mundial de Brasil 2014, el resto de la sanción deberá cumplirla en los siguientes encuentros oficiales que juegue su selección.

El último 21 de noviembre, la fiscalía de Zagreb multó a Simunic con 3.500 euros por su grito fascista.

Simunic se pierde el Mundial

Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios