Juegos Olímpicos en más de una ciudad y más deportes

El COI aprobó que la ciudad sede ceda pruebas a otras ciudades del mismo país o de otro. Además, amplió la lista de competencias

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha aprobado hoy en Mónaco la posibilidad de que la ciudad sede de los Juegos Olímpicos ceda pruebas deportivas a otras ciudades del mismo país o, incluso, de un país distinto, de forma excepcional y para reducir gastos.

La 127 Sesión plenaria del organismo bendijo esta gran innovación por unanimidad, en votación a mano alzada.

Las tres primeras propuestas de reforma votadas hoy, de las 40 que se debatirán entre lunes y martes, obtuvieron un respaldo sin fisuras de la asamblea, sin ningún voto en contra y tras un breve debate en el que los miembros apenas mostraron ligeras preocupaciones.

Bajo los epígrafes 'Configurar el proceso de candidatura como una invitación', 'Evaluar a las candidatas según sus riesgos y oportunidades' y 'Reducir el coste de las candidaturas', se aprobaron medidas encaminadas a que pedir los Juegos sea "atractivo y sostenible" para las ciudades, según el australiano John Coates, director del grupo de trabajo sobre esta materia.

Cuando una ciudad sea candidata a organizar los Juegos Olímpicos se reducirán a cuatro sus presentaciones públicas, se primará el uso de instalaciones provisionales y, sobre todo, se agradecerá que presente un proyecto adaptado a su realidad social, económica, medioambiental y deportiva.

El procedimiento de candidatura se convertirá en una invitación al debate, en una cooperación con el COI, "no en la adquisición de una franquicia". Se incorporará al proceso un primer periodo de consultas para debatir con los aspirantes cómo ven que los Juegos encajan mejor en su ciudad.

"Los Juegos pueden tener éxito con diferentes modelos", dijo Coates, y uno de ellos puede consistir en que "excepcionalmente acojan competiciones fuera del país o de la ciudad sede por razones de sostenibilidad".

Los requisitos serán que lo aprueba la Ejecutiva del COI y que se mantenga el carácter único y "la importancia vital" de la Villa Olímpica. Para tomar una decisión tan determinante "se utilizará el rasero del coste y la sosteniblidad".

Además, el contrato del COI con la ciudad sede debe ser público, incluyendo la contribución financiera del COI y las cláusulas relativas al medio ambiente y a las condiciones laborales.

A la vista, observó Coates, de que "siguen en aumento los gastos de candidatura", no solo se limitarán a cuatro sus presentaciones públicas, sino que el COI correrá con los gastos de la visita de la Comisión de Evaluación y con los del viaje y alojamiento de seis personas (12 el día de la elección) a las sucesivas presentaciones.

Las candidatas podrán tener asesores externos, pero siempre que estos se inscriban en un registro que creará el COI y firmen el código deontológico del organismo. "Si quieren ser parte olímpica, que se declaren dispuestos a acatar nuestros valores y principios", señaló Coates respecto a los polémicos 'lobbys'.

El húngaro Pal Schmitt se refirió a la "regla no escrita de rotación de continentes" a la hora de conceder los Juegos, por si se iba a tener en cuenta en el futuro como una norma establecida, pero se informó de que no habrá cambios en este aspecto.

El suizo Denis Oswald fue uno de los pocos miembros de la asamblea que mostró una preocupación clara por la opción de repartir algunas pruebas olímpicas por otros países, al decir que los atletas estarán dispersos y que el deporte afectado tendrá "más un campeonato del mundo que una auténtica vivencia olímpica, aunque los atletas estén invitados a la ceremonia inaugural".

Además, en su opinión, "solo las ciudades ya bien equipadas" podrán pedir los Juegos en el futuro, al primarse la contención presupuestaria. "Los países emergentes deseosos de dotarse de instalaciones gracias a los Juegos podrían tener dificultades", señaló Oswald, expresidente de la Internacional de Remo.

El holandés Camiel Eurlings interpretó, en cambio, que el cruce de fronteras en los Juegos Olímpicos permitirá "que los países pequeños tengan posibilidades" de organizarlos.

El COI derriba la barrera de los 28 deportes en los Juegos Olímpicos

La barrera de los 28 deportes en los Juegos Olímpicos de verano ha quedado hoy eliminada de manera fulminante, tras la aprobación en la 127 Sesión del COI de un programa basado en el número de pruebas, 310, y no en el de federaciones a las que representan.

"El número de pruebas y de atletas será el único baremo", afirmó el italiano Franco Carraro, que defendió ante la asamblea esta reforma, aprobada por unanimidad.

Los limites "aproximados" quedan establecidos en 310 pruebas deportivas de medalla en los Juegos de verano, con un máximo de 10.500 atletas y 5.000 entrenadores y personal de apoyo; y 100 pruebas, 2.900 deportistas y 2.000 técnicos en los Juegos de invierno.

Los cambios deben entrar en vigor en los Juegos del año 2024, aunque podrían afectar de manera retroactiva a Tokio 2020, que se ha mostrado dispuesta a incorporar el béisbol y el sóftbol, actualmente fuera del programa.


Fuente: efe

Populares de la sección

Comentarios