Juegos Olímpicos en el agua podrida de Rio de Janeiro

Aquí va un consejo para los navegantes que disputen los Juegos Olímpicos de Rio el año que viene: piensen dos veces antes de tirarse al agua para celebrar el fin de una regata.

"No lanzaremos al agua al ganador", dijo a la AFP Andrew Lechte, miembro del equipo de avanzada de Australia.

La contaminación y los desechos flotantes han convertido a la Bahia de Guanabara de Rio de Janeiro, donde tendrán las competencias de vela y de windsurf, en quizás el basurero más bonito del mundo.

Nubes marrones de excrementos humanos son escupidas por dos grandes tubos directamente en la Marina da Gloria, la sede de las disputas olímpicas de vela. Y esto es solo una gota en el gigantesco mar de aguas servidas sin tratar -y basura en general- que genera un área metropolitana de 12 millones de personas en toda la Bahía de Guanabara.

Un viaje en barco con Lechte en la bahía reveló basura hogareña en las aguas, como bolsas de plástico y botellas, y aparentemente un poco de todo.

"He visto la puerta de un refrigerador, maniquíes, camas enteras, puertas y ventanas", dijo Airton, que conduce una de las denominados "eco-barcas" o basureros flotantes que las autoridades han desplegado en un esfuerzo de último minuto para limpiar la bahía a tiempo para Rio-2016.

"He visto gatos y perros muertos, todo tipo de animales", añadió. "Inclusive un caballo".


Fuente: Sebastian Smith/AFP