Juan Tejera: "Tenemos que ser protagonistas"

Diez años después, el Negro vuelve al Parque Rodó con la intención de reimprimir su sello
Año 2004, 28 de abril. Defensor Sporting pierde como local 4 a 0 con Liverpool y queda hundido en la tabla del Torneo Clasificatorio. Cinco meses después, el mismo equipo con el mismo cuerpo técnico termina vicecampeón en Apertura y Clausura y se mete en una competición internacional.

Aquel equipo tuvo el sello de Juan Tejera, el entrenador al que el violeta apostó como conductor para la temporada 2015-2016.

"Satisfacción y responsabilidad", son las primeras palabras que le brotan ante el desafío que se viene.

"Queremos llegar lo más lejos posible en la Copa Sudamericana y tenemos que ser protagonistas en el torneo local", le expresa a Referí.

Tejera dirigió por primera vez a la viola en la Liguilla de 1996 tras ser dos años ayudante técnico de Juan Ahuntchain.

Se fue en 1997 y volvió en 2002 para trabajar en formativas. En 2004 asumió en el primer equipo.

"Tuvimos que remarla porque arrancamos mal. Fuimos a un repechaje para quedar entre los 10 de arriba contra Plaza Colonia, Cerro y Deportivo Colonia. Después hubo un paro de varios meses de la Mutual y el equipo hizo un clic. Terminó peleando el Uruguayo", recuerda.

En 2005, Defensor Sporting terminó primero en el Uruguayo Especial junto con Nacional. Debían jugar una final, pero la dirigencia violeta decidió que su equipo no se presentara por el escandaloso arbitraje de Gustavo Méndez en la última fecha en el partido entre Nacional y Rocha.

"Yo quería jugar, estábamos en nuestro mejor momento y después de lo que había pasado el arbitraje iba a ser transparente. Pero la dirigencia entendió que no se tenía que jugar para que las cosas cambiaran. Pero después todo siguió igual", rememora.

La eliminación en la Sudamericana y un pobre arranque en el Apertura 2005 (siete puntos sobre 27 disputados) lo forzaron a dar un paso al costado. Así se inició el ciclo de Jorge Da Silva en el club.

Tejera asentó en el primer equipo violeta a Maximiliano Pereira y Miguel Amado. Convirtió a Ignacio Ithurralde en zaguero y promovió a Álvaro González, Andrés Lamas, Sebastián Ariosa, Andrés Rodríguez, Nicolás Serolini, Diego De Souza, Peter Rocha y Eduardo Peppe, entre otros.

"Cuando ese equipo se consagró campeón dirigentes pesados del club me llamaron para felicitarme y decirme que yo había sido parte del triunfo", cuenta.

Las vueltas de la vida

En 2006-2007, Tejera dirigió a Liverpool: "No me fue bien. No entramos a la Liguilla y no me renovaron el contrato".

Luego trabajó cinco meses en Rentistas, en Segunda División: "Cobré solo dos, fue una experiencia negativa".

Estuvo cinco años sin dirigir. Pero desde hace 34 trabaja en la Administración Nacional de Puertos. En febrero cumplo 60 años (de edad) y me jubilo para disfrutar de mis nietos y, si se puede, del fútbol", expresa.

A principios de 2013, Tejera pegó la vuelta convocado por un Racing en estado de emergencia: "Hicimos 24 puntos en el Clausura, terminamos quintos y nos salvamos del descenso".

Cuando se sentó a renovar contrato no llegó a un acuerdo: "Había arreglado por muy poca plata después de estar mucho tiempo alejado del fútbol, pedí un aumento y el presidente que es el que sigue ahora (Raúl Rodríguez) me dijo que no había plata".

"En Fénix (dirigió en el Apertura 2013) tuve un encontronazo con el gerenciador Jorge Chijane porque nos hizo ir a jugar un amistoso en Rosario en ómnibus y después, en el campeonato, me quería hacer poner a un jugador que se estaba recuperando de una lesión contra Peñarol en el Estadio porque lo venía a ver un empresario. El torneo terminó en mayo y el 23 de junio, leyendo Tenfield, me enteré que no me iban a renovar", recuerda.

Ahora es tiempo de pensar en violeta. "Quiero un equipo con orden táctico y buen juego; tengo un plantel muy rico en técnica". El retorno de Tejera vuelve a llenar de ilusión al Parque Rodó.


Populares de la sección

Acerca del autor