Jonás demandará a Newcastle por discriminación

Iniciará acciones legales contra su ex club al considerar que fue discriminado cuando tuvo cáncer

El futbolista argentino de Deportivo Jonás Gutiérrez ha confirmado este miércoles que sus abogados demandarán a su antiguo club, Newcastle United, al considerar que fue discriminado tras serle diagnosticado un cáncer testicular, aunque no ha dado datos de la indemnización que pide.

Según la prensa inglesa, el internacional argentino, de 32 años, reclamará al conjunto del norte de Inglaterra dos millones de libras (alrededor de 2,7 millones de euros), bajo la Ley de Igualdad británica de 2010.

Jonás atendió a los medios de comunicación tras el entrenamiento de Deportivo, al que llegó en septiembre, y confirmó su intención de demandar a Newcastle aunque sin dar datos concretos porque "lo manejan" sus abogados.

"De la demanda en sí no quiero hablar todavía, en su momento se sabrá, no hay nada que ocultar. Yo me sentí como discriminado", apuntó el futbolista, quien reconoció que "no sabía" que había "salido" la información en los medios ingleses.

"En cuanto a cantidades prefiero no hablar hasta que esté cien por cien al tanto de lo que se dijo, porque hay que estar con las cosas exactas", sostuvo.

"Lo que sentí en el último tiempo en el club (Newcastle) fue una discriminación a partir de mi enfermedad". Jonás Gutiérrez

Jonás, que llevaba siete temporadas en Newcastle, regresó a los terrenos de juego a finales de la temporada pasada tras superar un cáncer testicular que lo obligó a pasar por quirófano y a ser sometido a quimioterapia.

"Lo que sentí en el último tiempo en el club (Newcastle) fue una discriminación a partir de mi enfermedad. Básicamente, me baso en lo que pasó después de la operación y el tratamiento. En los primeros cinco años en el equipo prácticamente no tuve ausencias", relató.

"A partir del sexto, que inicio como titular, tengo una lesión muscular y, cuando vuelvo, me detectan un tumor en el testículo. Cuando vuelvo de la operación me dicen que me busque club. No son cosas normales para un jugador que no se había perdido partidos en los cinco primeros años", criticó.

"A partir de mi periodo de quimioterapia -la temporada pasada- vuelvo al club y se da también una cosa, que tenía una la cláusula de renovación de contrato por una cantidad de partidos. En las últimas nueve jornadas, juego siete de titular y me faltaron dos partidos para llegar a esa cláusula", aseguró.

"Después, nunca fueron capaces de decir las cosas. Lo habían premeditado, no habían actuado honestamente y terminaron diciéndome por teléfono que no continuaba. Les voy a estar eternamente agradecidos a los fans del Newcastle, a los empleados, la secretaria, los fisios, la cocinera. Pero hay otra gente de la que no recibí un mensaje ni un saludo desde la operación", indicó.

"Ellos saben quiénes son, no actuaron limpiamente. Creo que actué de una forma profesional los siete años. La pauta te la da que, faltando dos meses, me puse a disposición del míster en un momento delicado y traté de ayudar a los compañeros y el grupo al máximo. Yo estoy tranquilo. Otras personas tendrán que preguntarse si actuaron de buena manera", añadió.

A preguntas de los periodistas, Jonás afirmó que no se sintió "para nada acompañado" por Newcastle durante su enfermedad.