NBA

Jason Kidd insultó y echó a su asistente

El polémico entrenador de los Nets de Brooklyn le dedicó todo tipo de improperios a quien hasta hace una semana era su mano derecha, Lawrence Frank

El enfrentamiento entre el entrenador de los Nets de Brooklyn, Jason Kidd, y el que hasta hace una semana era su mano derecha, Lawrence Frank, tuvo su punto culminante de rotura después que el primero le dedicó todo tipo de improperios al segundo tras perder un partido.

Desde la pasada semana, Frank, que llegó al equipo y firmó por seis temporadas y seis millones de dólares para ser la mano derecha de Kidd en su transición de jugador a entrenador en la NBA, dejó de estar sentado en el banquillo y pasó a un segundo plano.

La decisión fue tomada por el propio Kidd, el entrenador novato de los Nets, que había sido el que pidió al equipo que contratasen a Frank como la persona de confianza que quería tener a su lado.

Sin embargo, desde que comenzaron a trabajar juntos, las cosas no fueron bien y en consecuencia el equipo tampoco está rindiendo como se esperaba.

De acuerdo a un informe que ofrece la página NBA.com, la escenificación de ese enfrentamiento se dio en el Amway Center, de Orlando, donde el pasado 3 de noviembre, los Nets perdieron por 86-107 ante el equipo local de los Magic.

Durante un momento determinado del partido, Kidd se dirigió a Frank con expresiones despectivas e irreproducibles para recordarle que él era el entrenador principal, que se limitase a estar sentado en el banquillo y que él era el que dirigía al equipo, al que también le dedicó una expresión poco afortunada.

A partir de ese momento la relación entre ambos se enfrió por completo y Frank, que tenía la responsabilidad de dirigir la defensiva del equipo, se limitó a estar sentado en el banquillo y sin que hiciese ningún tipo de decisión con relación a lo que sucedía en el campo.

De esta manera, la pasada semana, Kidd dio a conocer la decisión de sacar a Frank del banquillo como entrenador asistente y limitarlo a que le diese informes diarios sobre los rivales y otros aspectos técnicos, pero sin que esté sentado a su lado.

Anteriormente, Frank ya había recibido la notificación por parte de un miembro de la organización de los Nets que redujese su protagonismo durante los partidos y eso fue lo que hizo, algo que no pasó desapercibido para el restos de los entrenadores de la NBA.

Muchos pensaron que la falta de acción de Frank se debía a que podría estar enfermo, pero la realidad era muy diferente, y el anticipo de su posterior salida del banquillo.

Mientras los jugadores de los Nets no quieren entrar en la polémica y enfrentamiento que ha surgido entre Kidd y Frank, por lo que se limitan a ser "diplomáticos" y decir que no saben nada.

El veterano alero Paul Pierce, que llegó traspasado de los Celtics de Boston, a la pregunta concreta sobre que era lo que sucedía entre Kidd y Frank, y por qué no había funcionado, dijo que no sabía nada.

"Creo que es algo entre el cuerpo técnico", comentó Pierce. "Él (Frank) trabajó duro e hizo las cosas que le preguntaron que luego se diesen en el campo, pero esta claro que algo que se dio detrás de las acciones deportivas no funcionó y de ahí la decisión".

Mientras ya se sabe que Frank ha contratado a varios abogados que trabajan la compra de su contrato que le permita quedar libre y salir de la organización de los Nets, donde cada vez más se cuestionan si fue la mejor idea contratar a un profesional como Kidd sin ningún tipo de experiencia para dirigir al equipo.


Populares de la sección

Comentarios