Jardines caliente: piña, insultos y un DT sacado por la puerta de atrás

Repase algunos de los incidentes que se vivieron en el partido entre Defensor y Danubio este fin de semana

El clima se fue enrareciendo lentamente en Jardines del Hipódromo. Gente colgada del alambrado, dos hinchas que ingresaron a la cancha a invitar a pelear a la parcialidad de Defensor, la trompada de Zarfino a Maxi Gómez, la salida de los jugadores violetas en medio de los hinchas de Danubio que los insultaron y salivaron y la retirada de Pablo Rodríguez custodiado y por la puerta de atrás marcaron el clima caliente en Jardines.

En la cancha

Después que el delantero violeta Maxi Gómez hizo enojar a toda la defensa de Danubio, Giovanni Zarfino no toleró más nada y le pegó una trompada. El juego estaba detenido porque se iba a producir un cambio. El segundo línea lo vio y denunció al volante danubiano que vio la roja. Cuando esto ocurrió salió corriendo a buscar a Gómez pero entre compañeros y rivales lo contuvieron.

En las tribunas

A pocos minutos del final el partido se detuvo porque dos hinchas de la franja estaban colgados en lo más alto del tejido del talud.

Una vez finalizado el partido, por un portón que está detrás del arco, dos parciales danubianos se metieron en la cancha y fueron derecho a provocar a los hinchas violetas que se retiraban. La seguridad privada intervino para evitar males mayores. En el apuro un parcial de Defensor dejó su bandera colgada, la que tuvo que retirar cuando la tribuna estaba sin gente.

En vestuarios

Una vez finalizado el partido los medios de prensa fueron retirados de la zona de camarines. La medida, que no fue explicada, causó malestar porque se les impidió a los medios realizar notas y debieron esperar afuera, entre la gente, para poder ejercer su función.

En la salida

La salida de Jardines fue compleja. Los portones habilitando la salida de los hinchas de Danubio se abrieron sin tener en cuenta el detalle de que el plantel de Defensor no se había retirado. Al salir, se encontraron en medio de una pasarela de hinchas danubianos que los insultaron y salivaron.

Esto motivó la intervención de la policía.

Los hinchas se quedaron a esperar al técnico Pablo Rodríguez. El clima estaba complicado. Los parciales danubianos comenzaron a cantar: "que se vaya... Rodríguez que se vaya... Rodríguez que se vaya...".

El presidente Boris Igelka se aprestaba a salir cuando fue advertido de que no era conveniente. En eso apareció el gerente deportivo Pablo Lima que fue abordado por algunos hinchas.

Mientras todo esto ocurría el técnico de Danubio era sacado con custodia por el portón por donde salió la hinchada de Defensor.


Populares de la sección

Acerca del autor