Iván Alonso se cuidó

El delantero entrenó el jueves en el gimnasio por un malestar estomacal y una fatiga muscular

Iván Alonso es hoy para Nacional como los votos colorados e independientes para Lacalle Pou. Indispensable. Por eso hay que cuidarlo. El jueves se presentó en Los Céspedes con una molestia estomacal y algo de fatiga, por lo que entrenó solo en el gimnasio. Pero en la sanidad no tienen dudas que el sábado a la hora 18 en el Centenario estará al firme frente a Fénix por la undécima fecha del Apertura.

En 10 partidos jugados, Alonso marcó 10 goles y estuvo presente, directa o indirectamente, en varios más. El segundo goleador del equipo es Carlos De Pena, quien suma cuatro. Con el clásico a la vuelta de la esquina, Nacional no se puede dar el lujo ni de que Iván se resfríe, si bien es cierto que Álvaro Gutiérrez ha sabido superar varios obstáculos a lo largo del campeonato.

Como no ha sido habitual en los entrenamientos de Nacional, ayer en la cancha había 30 jugadores. El plantel completo, solo faltó Alonso. Acostumbrados a que varios de ellos estuvieran en el gimnasio o en fisioterapia recuperándose de distintas lesiones, ayer parecía un batallón  .

El plantel se dividió en tres grupos para hacer fútbol en espacio reducido. Por un lado, reforzados con Ruben Sosa, estuvieron Álvarez, Arismendi, De Los Santos, Recoba, Mascia, Fernández, Giménez y García; por otro, con el refuerzo de Gutiérrez, jugaron Polenta, Nacho González, Taborda, Guastavino (solo entrena), Prieto, Romero, Cruzado y Calzado; y por último, Díaz, Espino, Aja, De Pena, Pereiro, Moreira, Porras, Fucile y Ramos.

Los goleros Munúa, Bava y Araujo entrenaron con Leo Romay, mientras que Barcia, Velázquez y Caué (se recuperan de sus lesiones) trotaron alrededor del campo de juego.

Gutiérrez no acostumbra a confirmar 100% el equipo, y ayer no fue la excepción. Pero, a esta altura, la única duda es si juega Espino o Díaz en el lateral izquierdo. Los otros 10 serán Munúa, Romero, García, Polenta, Porras, Arismendi, Pereiro, Giménez, Alonso y De Pena.

Es probable que Sebastián Fernández se concentre y ocupe un lugar entre los suplentes. El delantero tiene muchas ganas de volver y se nota que ya está en condiciones físicas. Fucile quizá demore un poquito más en regresar al plantel, igual que Nacho González.

Pero este panorama es un paraíso comparándolo con el de hace unas semanas. El problema mayor es ahora del entrenador, quien deberá armar el mejor equipo para el tramo final del torneo.


Populares de la sección

Comentarios