Iván Alonso, el mejor de la temporada según la encuesta Fútbolx100

Cuando todo el mundo le dio la espalda, Nacional le abrió la puerta y el delantero pagó con creces: fue el goleador y el mejor jugador de la temporada 2014/2015, según la encuesta Fútbolx100
Juan José Díaz
Twitter/diazjuanjose
El tiempo pasa. Y Alonso sigue marcando goles. Lo lleva en la sangre, en los genes. Pero también en la cabeza, en la voluntad para sobreponerse a los obstáculos y superarlos. Así desde que lo dejaron libre en Defensor Sporting; desde que murió en sus brazos Dani Jarque, compañero del Espanyol; desde que le dijeron que no podía jugar más al fútbol porque tenía el corazón enfermo... Pero volvió, siempre volvió y sigue tan campante.

Tanto, que ganó por destrozo la encuesta Fútbolx100 como mejor jugador de la temporada 2014/2015, mejor delantero e integrante del equipo ideal: "Es un reconocimiento bonito, sobre todo después de mucho tiempo de jugar afuera y de volver al país. Yo me fuí del fútbol uruguayo por la puerta de atrás, siendo un desconocido, vuelvo ya con unos cuántos años y ser reconocido con este premio es bonito", dijo el delantero de Nacional a Referí.

Iván Alonso empezó el baby fútbol en la cancha de Los Magos frente a la casa de sus padres. Fue campeón casi todos los años de la liga La Teja-Capurro. Después, "a través de un seguimiento que hace Defensor con el profesor (César) Santos, de esa categoría fuimos unos cuantos a Defensor".

Defendió a los violetas desde Décima división hasta Sexta, cuando quedó libre. "Fue el primer golpe duro que me pegó el fútbol. Que un equipo no te quiera, siendo chico, sin madurez como para asimilar el golpe. Ahí pensé seriamente en dedicarme a los estudios porque me iba bien, pero mis padres, que siempre fueron un apoyo fundamental en mi vida profesional y personal, me empujaron a que siguiera, a que me diera una nueva oportunidad".

Entonces River Plate le abrió las puertas. Entró y salió meteóricamente del Prado. "Fuí goleador de Quinta, me subieron a Cuarta por seis meses y empecé a entrenar en Primera jugando en Tercera". Carlos Linares lo hizo debutar y "me consolidé como titular en 1999. Jugué un semestre y me vendieron a España".

Su carrera continuó en Europa. "Todos los años volvía de vacaciones, pero como nunca tuve la oportunidad de jugar en la selección era un jugador desconocido acá. La gente capaz que escuchaba el nombre de Iván Alonso por goles que podían pasar en televisión, pero no le ponían una cara a ese nombre".

El pasaje al fútbol mexicano lo acercó al paisito, aunque quedaban capítulos para escribir. De los buenos (en forma de goles, como siempre) y de los malos. "En México tuve una controversia con Toluca por un supuesto problema en el corazón. Supuesto porque en principio se dijo que tenía un problema y se descartó porque lo que tenía era un corazón de atleta".

Fueron seis meses difíciles. "Tuve una vida sedentaria, no podía hacer ningún tipo de actividad física porque seguí un tratamiento de estudios de comparación y no podía tener ningún tipo de actividad física. Cero actividad física durante seis meses. No me desanimé, pero si me preocupé, porque después de llevar una carrera larga en el fútbol, que te digan que eras un enfermo del corazón, te tirás para atrás y decís, 'me estuve jugando la vida durante mucho tiempo'. Desde junio a diciembre de 2012 pasé por ese proceso médico. En diciembre me dieron una de las noticias más importantes de mi vida: primero que no era un enfermo del corazón y segundo que podía continuar con una de mis pasiones que es jugar al fútbol".

Porque la carrera de Alonso es así. Un constante ir y venir, que invariablemente termina en la red. Y lo hizo donde su corazón sentía. "Siempre dije que de volver a Uruguay quería jugar en Nacional, pero quería esperar el momento. Lo que pasó en Toluca apresuró los tiempos. Vine por seis meses y al final ya no me fuí. Añoraba muchas cosas. El tema familiar, personal y después de mucho tiempo volver a jugar en Uruguay; yo no había jugado una Copa Libertadores o Sudamericana y después lo que hizo Nacional por mi. Siempre resalto que Nacional fue el equipo que me hizo sentir jugador nuevamente cuando todo el mundo me dio la espalda.".

Daniel Alonso, el papá que maneja su carrera deportiva se puso en contacto con dirigentes de Nacional, "y principalmente con José Fuentes, que me acercó a Nacional. Rápidamente nos pusimos de acuerdo. En una etapa de mi carrera deportiva complicada, con 34 años, abrirme la puerta después de un semestre de sedentarismo total, me devolvió la ilusión de volver a jugar al fútbol".

Se puso la camiseta tricolor y fue un pibe más, casi sin notarse vestigios de la edad: "Creo mucho en la genética y en el cuidado durante toda una carrera. No es que llegás a una edad y decís 'me voy a empezar a cuidar porque estoy un poquito veterano'. Soy de los que creen en el cuidado personal durante toda una carrera, eso hace que haya llegado a los 36 años con un aspecto físico que todavía me permite seguir jugando a un nivel bastante alto".

Y en Nacional, además de vestir los colores que añoraba, consiguió el primer título. "En España si no jugás en el Real Madrid o el Barcelona es difícil pelear por un campeonato. Jugué 12 temporadas en España. Después sí me fui a un equipo grande en México, Toluca, que está dentro de los tres más ganadores del torneo mexicano, pero tampoco tuve la suerte".

Sí la tuvo (si se puede llamar suerte) en la última temporada: "Conseguimos un Apertura histórico para Nacional, siendo el plantel que en un torneo corto consiguió más puntos; un Clausura un poco dubitativo, creo que jugando un poquito más con la renta que teníamos que yendo a ganar el Clausura, y el broche con una final redonda, contra el rival histórico de toda la vida y ganando de manera clara".

Y por si fuera poco, también fue el goleador del Campeonato Uruguayo con 23 goles: "Siempre destaqué que reconocimientos personales tuve tanto en España como en México. Pero nunca había tenido el reconocimiento colectivo que en deporte como el fútbol es lo que prima y principal. Me llega en la mejor etapa porque uno con 36 años valora muchísimo más lo que consigue. Y me llega en mi país, junto a mi gente, mi familia".


Populares de la sección

Acerca del autor