Italia desmiente rumores y continúa jugando la Copa Confederaciones

En Brasil algunos medios informaron que junto a España analizaba retirarse por los incidentes en las calles. "Es un completo invento”, dijo el vice de la federación, Demetrio Albertini

Italia no ha considerado abandonar la Copa FIFA Confederaciones 2013 por las masivas manifestaciones en Brasil, aseguró este viernes el seleccionador de fútbol de ese país Cesare Prandelli, la víspera del clásico con Brasil y en medio de rumores sobre esta posibilidad.

"Regresar a casa, absolutamente no lo estamos considerando, no nos pasó por la cabeza", lanzó tajante el técnico en una rueda de prensa en Salvador (noreste).

El jueves de noche sonó con fuerza en la prensa brasileña un rumor sobre el deseo de la 'azzurra' de dejar la competencia por no tener garantías de su seguridad.

La 'Nazionale' está en Salvador (noreste), donde unas 20.000 personas tomaron las avenidas en protestas reprimidas por la policía con gases y balas de goma.

El vicepresidente de la federación italiana (FIGC), Demetrio Albertini, dijo que "nunca siquiera (se) consideró la posibilidad de retirarnos de la Copa Confederaciones", según un comunicado publicado en su sitio web.

"Es un completo invento. Lamentamos lo que está pasando aquí en Brasil, pero nuestra seguridad está garantizada con gran profesionalismo y estamos tranquilos", añadió.

La FIFA indicó que no ha considerado hasta ahora suspender la Copa Confederaciones y negó que haya recibido solicitudes de retiro de selecciones por las gigantescas protestas en todo Brasil, que han desencadenado en hechos violentos en varias ciudades.

Italia enfrenta el sábado a Brasil a las 19H00 GMT para definir el liderato del Grupo A de la Confederaciones.

Chiste malo

A su llegada al país, los jugadores de Italia pasearon por los principales puntos turísticos de Rio de Janeiro, donde disputaron el primer partido con México, pero en medio de la situación de conflicto se les recomendó "por precaución" permanecer en el hotel.

"La situación cambió, en Rio de Janeiro estaba todo bien y pudimos visitar la ciudad sin problemas, aquí por precaución tuvimos que quedarnos en el hotel", añadió el estratega.

Sin embargo, la prensa local mostró fotos del atacante Mario Balotelli paseando este viernes por las calles de Salvador.

"Balotelli fue el único con permiso a salir porque tiene un color diferente al nuestro", dijo el técnico riendo.

Al percibir el tono racial de su comentario, el estratega rápidamente aclaró: "fue una broma. Mario me ha dicho: 'yo (como persona) de color quiero ir a ver a los niños de un proyecto social'. Hizo una cosa bella, no era sólo para dar un paseo".

"Me parezco a una persona de Bahía", escribió Balotelli este viernes en su cuenta Twitter.

Salvador es el centro de la cultura afrobrasileña y casi el 80% de su población se considera parda o negra.

Balotelli, de 22 años, nació en Palermo y es hijo de padres ghaneses y fue adoptado por una pareja italiana cuando tenía apenas tres años de edad.

A lo largo de su carrera, el atacante del AC Milan ya sufrió varias ofensas racistas desde las tribunas, que llegaron a gritar en los estadios que "no existen negros italianos".


Populares de la sección

Comentarios