Isinbayeva echó para atrás: “Pudo haber un malentendido”

"Lo que quería decir era que la gente debería respetar las leyes de otros países, sobre todo cuando son invitados", aseguró la deportista

La atleta rusa Yelena Isinbayeva, la mejor saltadora con pértiga de la historia, expresó el viernes su rechazo a la discriminación sexual y dijo que unos comentarios que hizo en inglés en apoyo de una ley aprobada en su país contra la propaganda homosexual habrían sido malinterpretados.

"El inglés no es mi lengua materna y creo que pudo haber un malentendido cuando hablé ayer (jueves)", dijo la atleta rusa en un comunicado. "Lo que quería decir era que la gente debería respetar las leyes de otros países, sobre todo cuando son invitados".

"Pero déjenme aclarar que respeto las opiniones de mi compañeros atletas y permítanme afirmar en los términos más tajantes que estoy en contra de toda discriminación contra las personas homosexuales", agregó.

Isinbayeva, que ganó su tercera medalla de oro mundial el martes y es una de las deportistas rusas más populares, causó una polémica internacional el jueves cuando se expresó a favor de la ley adoptada recientemente en su país que prohíbe algunos aspectos de la promoción de la homosexualidad.

"Quizá somos diferentes de la gente europea y de la gente de otras partes. Tenemos nuestra ley que todo el mundo tiene que respetar. Cuando vamos a otros países, tratamos de seguir sus normas. No intentamos poner nuestras reglas allí. Solo tratamos de ser respetuosos", dijo Isinbayeva en inglés durante una entrevista antes de recibir la medalla.

"Nos consideramos a nosotros mismos como gente normal, simplemente vivimos hombres con mujeres, chicas con chicos", agregó.

A Isinbayeva, que ahora se enfrenta a llamados para que dimita como embajadora olímpica de la juventud, se le preguntó su opinión sobre la acción de varios atletas suecos que se pintaron los colores del arcoiris en sus uñas en apoyo al movimiento gay.

El atleta estadounidense de 800 metros Nick Symmonds dijo que estaba conmocionado por las declaraciones de Isinbayeva y porque le habían dicho que podía ir a la cárcel si portaba una insignia con el arcoiris.

"Estoy alucinando con que una mujer joven y tan bien educada pueda estar tan atrasada en los tiempos", dijo Symmonds al canal Radio 5 Live de la BBC.

La norma, aprobada en junio con el aparente apoyo general del pueblo ruso, amenaza con ser una sombra constante en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014.

La semana pasada, el Comité Olímpico Internacional dijo que había pedido explicaciones a Rusia sobre cómo se aplicaría la ley y una traducción exacta de su texto.


Fuente: REUTERS

Populares de la sección

Comentarios