Isaquias Queiroz, el local más laureado

El canoísta conquistó la medalla de plata en C2 1000 metros y se convirtió en el deportista local con más preseas en Rio 2016

El canoísta brasileño Isaquias Queiroz conquistó junto a su compatriota Erlon Silva la medalla de plata en C2 1000 metros, y se convirtió en el deportista más laureado de su país en una edición de los Juegos, con tres metales en Rio-2016.

Queiroz y Silva, vigentes campeones del mundo de la modalidad, cruzaron la meta casi un segundo por detrás de los alemanes Sebastian Brendel y Jan Vandrey, que se colgaron el oro con un registro de 3:43.912.

Pese a la decepción por no haber podido subir a lo más alto del podio, el joven bahiano de 22 años posó feliz para los fotógrafos haciendo un tres con los dedos de la mano en la última jornada de competición del canotaje.

El bronce fue para los ucranianos Dmytro Ianchuk y Taras Mischuk, mientras que los cubanos Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge terminaron en la sexta posición, con diploma olímpico.

Queiroz y Silva, al igual que los campeones alemanes, se habían ahorrado el viernes disputar la semifinal tras lograr directamente el pase a la final con una victoria en sus series de clasificación.

En su primera participación en unos Juegos, Isaquias, como le conocen sus compatriotas, empezó a escribir en Rio una nueva página de historia para el deporte brasileño, a pesar de quedarse a un paso del oro que tanto ansiaba.

Este palista casi desconocido del gran público hasta hace pocos días, ya había dado el martes a su país su primer metal en el canotaje olímpico, presente en el programa desde Berlín-1936.

Ese día obtuvo la medalla de plata en C1 1000 metros, también por detrás del vigente bicampeón mundial y olímpico alemán Sebastian Brendel, el único palista masculino que ha logrado dos oros en estos Juegos de Rio de Janeiro-2016.

Dos días después, el jueves, ganó un bronce que le supo a poco en C1 200 metros. Isaquias se preparó especialmente para esta distancia con su técnico gallego Jesús 'Suso' Morlán, exentrenador de David Cal, el deportista olímpico español más laureado con cinco medallas en tres Juegos Olímpicos.

Esta tercera medalla conquistada en la laguna Rodrigo de Freitas ante una ruidosa torcida convierte a Isaquias Queiroz, a quien le tuvieron que extirpar un riñón cuando tenía 10 años, en el deportista brasileño con más metales en una sola edición de lo Juegos Olímpicos.

Con esta hazaña, Isaquias deja atrás a un selecto grupo de cuatro ganadores de dos metales en una sola cita, entre los que destacan los nadadores Gustavo Borges y Cesar Cielo, en 1996 y 2008, respectivamente.

Las tres medallas son fruto de un intenso trabajo que estuvo a punto de frustrarse el año pasado, cuando tuvo un accidente de tráfico del que, afortunadamente, salió ileso.

Dada su juventud, Isaquias podrá seguir aumentando su leyenda dentro de cuatro años en Japón, donde de seguir por este camino podría amenazar el récord de cinco medallas olímpicas de los regatistas Torben Grael y Robert Scheidt.


Fuente: AFP