Involucran al presidente de la Conmebol en caso de soborno

El diario ABC de Paraguay informa que Juan Ángel Napout, que no fue a la inauguración del torneo chileno y no sabe si viajará a entregar el trofeo, recibió dinero por otorgar derechos de la Copa América

Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, puede estar involucrado en las investigaciones que realiza el FBI con relación a actos de sobornos por la comercialización de derechos de la Copa América.

El titular del máximo organismo del fútbol sudamericano no viajó a la inauguración del torneo que se disputa en Chile y, como se informó en la edición digital de Referí del pasado martes, no tiene definido si estará presente en Santiago para entregarle la copa al campeón de América.

Esto es parte de lo que informa el diario ABC de Paraguay: "Según la investigación del FBI y la acusación de la fiscalía del Distrito Este de Nueva York sobre la FIFA, parte de los US$ 110 millones en coimas pactadas con el conglomerado Datisa por el contrato por los derechos comerciales de la Copa América 2015, 2019 y 2023, y la Copa América Centenario 2016, firmado el 25 de mayo de 2013, estaba destinada a cada uno de los presidentes de todas las asociaciones miembro de la Conmebol, incluida la Asociación Paraguaya de Fútbol, en ese momento presidida por Juan Ángel Napout, actual titular de la Confederación. En tal carácter, debía recibir US$ 1,5 millones a la firma del contrato y al menos una cifra similar por cada torneo, incluido el que se está disputando en estos momentos en Chile".

El diario agregó que el episodio ocurrió en el marco de una disputa comercial y legal entre Torneos y Competencias, Traffic y Full Play. Luego de ello, las tres empresas ejecutaron un acuerdo para compartir los derechos a través de Datisa

La Conmebol firmó un contrato con esa compañía por US$ 352 millones -con la adhesión posterior de la Concacaf- para la organización de la Copa América Centenario 2016.

Cuando se realizó ese contrato Nicolás Leoz ya había renunciado y ocupaba la presidencia del organismo Eugenio Figueredo. "De acuerdo con la acusación, Figueredo, Julio Grondona y Ricardo Teixeira tenían que cobrar cinco pagos de US$ 3 millones, y los presidentes de las otras siete federaciones sudamericanas, entre ellos Napout, cinco pagos de US$ 1,5 millones por vez para cada uno", informa ABC.