Investigan a árbitros argentinos que incrementaron su patrimonio inexplicablemente

Uno de ellos; Pablo Lunati, creó una sociedad comercial en Miami llamada "Todo pasa"; la frase de cabecera del fallecido Julio Grondona
La justicia argentina detectó una sociedad comercial no declarada radicada en Miami por el árbitro argentino Pablo Lunati bajo el sugerente nombre 'Todo pasa', la frase de cabecera del fallecido exvice de la FIFA, Julio Grondona, según un documento divulgado este miércoles.

El hallazgo forma parte de una investigación impulsada por el fisco argentino por supuesta evasión de impuestos y que tiene en la mira a varios árbitros cuyos patrimonios se incrementaron más allá de lo que pueden justificar sus ingresos.

El mundo del fútbol y los jugosos negocios que lo rodean está sacudido por el escándalo de sobornos en la FIFA por el que fueron imputados 14 personas, entre dirigentes y empresarios, tres de ellos argentinos.

La sociedad hallada en Miami, abierta meses después de la muerte de Julio Grondona el 30 de julio de 2014, lleva por nombre la frase que rigió su vida y que llevaba grabada en un anillo de oro.

La prensa argentina divulgó el facsímil con los datos de creación de la sociedad emitido por el Estado de Miami, en el sur Estados Unidos.

"No tengo nada en Estados Unidos, tengo una sola casa, la tengo acá (por Argentina) y está hipotecada", aseguró Lunati a radio La Red al negar toda vinculación con esa sociedad.

Esta semana salieron a la luz once escuchas de conversaciones telefónicas entre Grondona y distintos dirigentes de la que él presidió por 35 años en las que se sugieren, entre otros manejos sucios, la manipulación de árbitros.

En una de ellas Grondona sugiere que el árbitro paraguayo Carlos Amarilla favoreció a Boca en un partido internacional.

Como consecuencia, Amarilla resultó el martes suspendido por la Asociación Paraguaya de Fútbol, al igual que sus compatriotas Rodney Aquino y Carlos Cáceres.

El titular del ente recaudador AFIP, Ricardo Echegaray pidió que la AFA "deje afuera a dos o tres árbitros que no tienen cómo justificar sus ingresos".

"Uno está procesado; a los otros los estamos investigando y, si la situación se confirma, tendremos que pedir que se tomen medidas", dijo días atrás.

La AFA ya había aplicado una suspensión a Lunati en 2013 por la que estuvo sin dirigir durante ocho meses, pero luego fue rehabilitado.

Desde hace tiempo el organismo brega por transparentar el negocio del fútbol en la sospecha que evade sumas millonarias sobre todo a través de la transferencia de jugadores argentinos al exterior.

Fuente: AFP

Populares de la sección