Insólito: Ullrich no quiere devolver las medallas

El ciclista alemán, que confesó que se dopó durante su carrera, se quiere quedar con las preseas de Sídney 2000 con un argumento increíble

El exciclista alemán Jan Ullrich declaró a Sky Sports que no piensa devolver las dos medallas olímpicas que ganó en Sídney 2000 porque las considera suyas y asegura que no entiende la importancia que se da "a cosas que pertenecen al pasado".

"Esas medallas me pertenecen a mí. No entiendo por qué damos tanta importancia a cosas que pertenecen al pasado. Las medallas son mías y quien quiera verlas puede venir a mi casa", afirmó Ullrich al canal de televisión.

Para el exciclista alemán, que en los Juegos de Sídney ganó la medalla de oro en ruta y la de plata en la prueba de contrarreloj, "esta historia tiene 15 años de edad y sería mejor mirar hacia adelante".

Ullrich confesó hace cuatro meses al semanario alemán Focus haber practicado dopaje sanguíneo bajo la supervisión del médico español Eufemiano Fuentes, principal implicado en la trama de dopaje investigada en la Operación Puerto.

En dicha entrevista, explicó que en su época el dopaje era una práctica generalizada y que lo hizo para competir en condiciones de igualdad con los demás.

"Casi todos tomaban sustancias para mejorar el rendimiento. No hice nada que no hicieran los demás. Yo habría hecho trampas si hubiera obtenido ventajas sobre los demás, pero no era el caso. Lo único que hice fue asegurarme de tener las mismas oportunidades que los demás", explicó.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios