Insólito lío entre dos jugadores de Defensor

Maximiliano Gómez y "Romario" Acuña se agarraron a golpes tras terminar el partido en el Franzini

La sexta fecha del Torneo Clausura terminó con un insólito lío entre dos jugadores del mismo equipo: Maximiliano Gómez y Héctor "Romario" Acuña, ambos delanteros de Defensor Sporting, se agarraron a golpes tras finalizar el partido en el Franzini.

Los violetas habían caído por 2-1 en la hora ante Liverpool y cuando el equipo se retiraba hacia su vestuario hubo un cruce entre ambos futbolistas que quedó registrado por la televisión.

En las imágenes, se ve que Romario iba adelante y Gómez detrás de él aparentemente diciéndole algo. Luego, Acuña se acercó hacia una de las tribunas para decirle algo a un hincha y después se dirigió hacia otro sector.

Fue en ese momento cuando Gómez le dio un puñetazo de atrás, lo que generó una reacción de Acuña, mientras los demás compañeros y el entrenador Eduardo Acevedo intentaron separarlos.

Tras pasar por el vestuario, Acuña señaló a VTV que habían hablado mano a mano con Gómez y que el asunto había quedado saldado. Por su parte, el presidente de Defensor Sporting, Daniel Jablonka, relativizó el hecho pero señaló que habrá sanciones para los implicados.