Inédito regreso de JR

En Fénix habló de revolución, en la selección invitó a los hinchas a dejar de sufrir y en Nacional el presidente Alarcón lo definió como fútbol champagne; pero en su presentación en Danubio dijo que no es mago y habló de propuesta conservadora

Carrasco tiene ese que se yo que lo hace diferente a todo lo demás. Cuando la prensa espera que JR tire la granada, sale con una masita.

Cuando todos lo esperan en Jardines, incluidos los dirigentes de su nuevo equipo, se va al Cerro para ver en acción a su futuro rival, Juventud.

Y anoche, convocando una cantidad de periodistas que ningún otro entrenador de equipo en desarrollo logra reunir, termina sorprendiendo con un desembarco inédito, moderado, hasta podría decirse conservador.

Es que en Fénix llegó con el anuncio de una propuesta revolucionaria que lo terminó depositando en la selección uruguaya.

Cuando lo confirmaron en el combinado nacional el primer mensaje fue para los aficionados: “A la gente le digo que ahora van a dejar de sufrir”.

 

Mirá el especial multimedia sobre la vida y carrera de Juan Ramón Carrasco.

 

En River Plate fue conocido y quedará inmortalizado por el tiki-tiki.

Con el tiempo cumplió su sueño de dirigir a Nacional y a su arribo el presidente Ricardo Alarcón habló de fútbol champagne.

Pero su regreso al fútbol uruguayo estuvo alejado de los grandes anuncios. Las palabras sonaron a las de todos los días, no a las de Carrasco.

“No se alarmen si ven una propuesta un poco conservadora. De a poco, de a poco porque como dice el dicho, piano, piano si va lontano (Poquito a poquito se llega lejos)”, expresó en plena presentación y antes de la firma del contrato que estaba en la mesa de directiva.

Y agregó: “Uno viene con toda la ilusión pero tampoco viene a hacer magia”.

Sorpresivo desde todo punto de vista y más tratándose de Carrasco.

Lo cierto es que JR se presentó en la franja con una versión moderada. Tiene claro el momento que vive el equipo y la necesidad de ganar, pero pide paciencia.

“Ustedes saben que soy un obsesionado por la mejora continua, por lo que espero llegarle rápido a los muchachos y que se identifiquen con el trabajo, que se sientan cómodos con la propuesta. El hincha de Danubio es de paladar fino y exigente, pero bueno, que tengan paciencia”.

Y enseguida acotó: “Se puede decir que el equipo no tuvo el inicio que todo club espera y más en una institución acostumbrada a ser protagonista. Lo bueno es que hay calidad y sabemos como se trabaja en Danubio”.

El fixture le marca Juventud de Las Piedras el domingo de mañana y luego los dos grandes. En la quinta fecha Peñarol en Jardines y en la sexta la visita a Nacional en el Parque Central.

“Sí, pero nosotros estamos con Juventud en la mente y nuestro gran objetivo es ese”, aclara el entrenador.

A la hora de elevar mensajes a los hinchas de la institución, JR dijo sentirse identificado con la franja.

“Uno se siente identificado por la camiseta, un club popular, esta institución se asimila mucho con el paladar del hincha, del socio de Danubio, espero estar a la altura. Prometo trabajo. Todos los técnicos trabajan pero más que nosotros difícil”.

El técnico ya adelantó que desde el martes se fijaron movimientos en doble turno con la intención de transmitir rápidamente sus ideas a los jugadores.

En su primer contacto con los periodistas, que le preguntaron hasta cómo iba a ser el contacto con ellos, JR concluyó diciendo: “Siempre flotó en el ambiente esa oportunidad de venir a Danubio. Hace mucho que estamos coqueteando, de romance, de pronto no se dieron los momentos y llega ahora. Hoy prometo trabajo, ir de menos a más porque sería fácil decir que sí, que van a ver el tiki-tiki pero vamos a ir de a poco. Me llena de orgullo que me den esta oportunidad, que es complicada, porque Danubio es Danubio. Pero tengo confianza”.

Las partes hablaron de un contrato de tres años pero terminaron firmando por uno.

El contrato es por un año porque en enero hay elecciones. “Esta es la primera parte de un macro proyecto, es una muestra para ir conociéndonos. A partir de enero se va a divulgar lo del nuevo proyecto”, expresó el nuevo conductor de la franja.

JR se tomó el tiempo del mundo para atender todos los requerimientos. En eso le suena el celular. La familia lo reclamaba. “Ahora estoy en plena conferencia de prensa”, respondió JR en tono suave.

Una nota, dos, tres y queda mano a mano con El Observador. El saludo de rigor y Juan Ramón en acción.

“Te voy a decir una cosa. El otro día vi con mi psicólogo la nota que escribieron”. (Haciendo referencia al artículo publicado en la edición del viernes titulada: El regreso de un personaje).

El periodista lo interrumpe: “Empezamos dulce pero ahora viene el palo”.

“No, no, viste que te digo que estuvo bien la nota, empezamos con lo bueno”, aclara JR.

“Y ahora viene el pero...”, acota el periodista ante la atenta mirada del dirigente danubiano Aníbal Rey que observaba el diálogo.

“Pero...”, dice Juan Ramón. Y pasa a detallar: “Te aclaro que yo no tuve ningún problema con Christian Núñez como ustedes pusieron en la nota. No sé quien te pasó los datos pero se equivocaron. Nunca tuve lío con él. Son cosas que se viven en todos los planteles, pero nada que ver. Después dicen que tuve una pelea con Peralta y no pasó nada. Es un tema que se aclaró con Daniel Enriquez. Y el tema con Fornaroli fue que él se enojó en una práctica donde puse de 9 a aquel brasileño grandote que jugaba en el medio. ¿Anderson era? Ahí va, Anderson. Pero quedó aclarado e incluso Fornaroli fue titular”, expresó Carrasco.

Y sin respiro pasó al segundo  punto. “El otro tema es que en la nota dicen que fracasé en Atlético Parananese y no es así. Si miran los números se van a dar cuenta de la campaña que hicimos”.

La noche la cerró reunido con su cuerpo técnico diagramando la actividad. Ahora es tiempo de salir a la cancha. Ahí donde Carrasco vuelve a ser Carrasco.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios