Independiente: hinchas encadenados piden renuncias

El rojo perdió su posición de ascenso y un sector de la barra se encadenó en la sede mientras que otros acamparon en la puerta del country donde vive el presidente pidiendo que se vaya

Independiente, uno de los grandes de América, convive con el diablo en el cuerpo. El equipo quedó cuarto en el campeonato de ascenso y su técnico dijo: “Esto es un quilombo”. El presidente es amenazado. El club está en quiebra y la barra brava parece gobernar la institución.

Luego de empatar con Unión de Santa Fe estalló un nuevo polvorín. El diario Olé informó que: “La barra brava de Independiente acampó en la puerta del country en el que vive Javier Cantero. Los violentos prometen no moverse del lugar hasta que el presidente deje el poder. Por la tarde, unos hinchas se habían encadenado en la sede”.

La nota agrega que: “Un grupo de barras que responden a Pablo Alvarez acampó en la puerta del country El Carmen, donde vive Javier Cantero, para pedir su renuncia. Dicen que no se moverán de ese lugar de Berazategui hasta que el presidente deje su cargo. Hasta llevaron carpas. Por la tarde, algunos hinchas ingresaron a la sede de Avenida Mitre 470 y se encadenaron a la escalera. Pero el escándalo no terminó ahí: al rato apareció Bebote Alvarez, entró al club, habló con la Policía y después salió con las personas que habían estado encadenadas. Los socios que protestaban dijeron: ‘En el primer piso no quisieron recibir el petitorio porque nos dicen que hace un mes no viene un solo dirigente’. Luego llegaron los barras, cortaron la Avenida Mitre, tiraron pirotecnia y desplegaron varias cajas de comida en la puerta del club. Las cajas, según dijeron, eran para los pibes de las Inferiores. Por la noche, el colmo. Alrededor de las 20, un gran grupo de barras fue hasta lo de Cantero. Le están haciendo un piquete para pedir la renuncia”.


Populares de la sección

Comentarios