Indefensos: el fútbol empantanado en el tema seguridad

El gobierno no acepta que la Policía vuelva a las canchas, la AUF negocia por lo bajo para lograrlo y Peñarol advierte que con el marco actual no se puede jugar
Otra vez el fútbol se encuentra ante una encrucijada. Y el callejón parece no tener salida. La seguridad de los aficionados y hasta los propios futbolistas, que se meten en una jaula sin protección, es un tema sin solución hasta hoy.

El Ministerio del Interior se mantiene firme en su posición de no brindar seguridad dentro de las canchas y deja todo librado a la seguridad privada contratada por los clubes.

A su vez, las instituciones dicen que esa responsabilidad no les corresponde y que se debe legislar porque la guardia privada está limitada y es gente que no está preparada para contener desmanes.

Y la AUF, por razones económicas, no puede cumplir con el pedido de la Policía de adquirir las cámaras de identificación.

El tema es que el tiempo pasa y no hay salida. Las partes se sientan en una mesa y parece un diálogo de sordos.

Cada uno se encierra en su postura y el 6 de agosto empieza el Uruguayo Especial sin reglas claras y, lo que es peor, con gente en las tribunas librada a la buena de Dios.

Porque en estas condiciones vale preguntarse: ¿quién se hace cargo si ocurre una desgracia?

Peñarol elevó la voz. El responsable de la comisión de seguridad del club, Julio Luis Sanguinetti, entiende que no están dadas las razones de seguridad para empezar el campeonato. Y pateó el tablero.

Se pidió audiencia a los neutrales de la AUF para hacerles entender la magnitud del problema.

Lo curioso del caso es que Peñarol, que le retiró la confianza al Ejecutivo de Wilmar Valdez, ahora le pide que asuma la defensa ante el Ministerio del Interior por un tema complejo.

"Yo como dirigente, si la actividad comienza sin ningún cambio, le voy a sugerir a Peñarol que disuelva la comisión de seguridad", dijo a Referí el presidente de esa comisión, Julio Luis Sanguinetti.

Problema tuyo

El repaso de la historia permite concluir las idas y vueltas que hubo con la seguridad en el fútbol. Se pasó por todos los estados. Pasividad policial, dura represión, retiro de la guardia y ahora el desembarco de la seguridad privada con el argumento de que los clubes son los organizadores del espectáculo.

Sanguinetti reveló a Referí: "¿Quiénes son los actores principales de esta historia? La AUF por un lado, y por otro las autoridades. La AUF dice que no puede y el ministerio dice este problema es tuyo. Pero cuando ocurra algo no va a ser problema tuyo: va a ser problema de todos. Una cosa es un teatro con 20 personas y otra una cancha con 40 mil. No es la misma situación".

Sanguinetti dice que no es válido poner como ejemplo lo que sucedió en Inglaterra y lo argumenta: "En Europa los policías se retiraron de los escenarios cuando se terminaron los problemas, no antes. Y la seguridad tiene capacitación. No es el mismo guardia el que va al estadio y luego lo vemos cuidando el supermercado. Los que van a la cancha son tipos preparados. Hay toda una preparación, van a cursos, pero acá eso no está previsto. El Estado no lo permite".

Tuya AUF

Sanguinetti comentó a Referí: "El personal de seguridad no está entrenado, no saben qué hacer cuando se produce un hecho de violencia colectiva. ¿Entonces? ¿El problema es tuyo y arreglate como puedas? La verdad, me cuesta entender que no estemos sentados redactando las leyes".

Agregó que "como dirigente si la actividad comienza sin ningún cambio yo le voy a sugerir a Peñarol que disuelva la comisión de seguridad. Esto es como que te dejen una casa en Irak y te den un pomo. ¿Cómo hacés para defenderla?".

Ante esta situación, los aurinegros pidieron a Nelson Telias, presidente de la comisión de seguridad de la AUF, que gestione un encuentro con los neutrales.

"La AUF es el órgano rector del fútbol y pretendemos que lidere este tema", expresó el dirigente.

"Nuestro gremio es la AUF. Si un socio tiene un problema, y además le consta que los demás socios también lo tienen, que se haga algo. No podemos ir a una reunión donde todos somos enemigos. Queremos solucionar el tema y estamos todos peleados entre comillas", concluyó.

En estas condiciones, el gran perjudicado es el público, que hoy está indefenso en una tribuna. l

AUF quiere negociar con el gobierno


Los neutrales de la AUF aspiran a llegar a un entendimiento con el Ministerio del Interior para que de alguna forma garantice la seguridad de los aficionados que ocuparán las tribunas en los estadios. "Queremos negociar con el Ministerio para que por lo menos la policía entre a la cancha si es necesaria su participación", reveló un miembro del Ejecutivo a Referí.

En la última reunión, el Ministerio del Interior ratificó su postura de no cambiar el actual protocolo de seguridad, que implica que la Policía se mantiene afuera de los escenarios, y que la seguridad interna de los escenarios corresponde s los clubes a través de guardias de seguridad.

Además, el subsecretario Jorge Vázquez recordó la importancia de contar cuanto antes con las cámaras de reconocimiento facial. Desde la AUF se indicó que la puesta en marcha del sistema depende de poder encontrar el financiamiento, y que no se podrá llegar antes del inicio de la temporada, en agosto, aunque se trabaja en medidas "paliativas" para aplicar desde el inicio de la temporada.

La intención de la AUF es bajar los decibeles al enfrentamiento con el gobierno, conscientes de que al menos se ha conseguido una línea de diálogo. Se quiere negociar con perfil bajo para lograr, antes del inicio del campeonato, algunas concesiones en la tarea policial.

En ese sentido, en la AUF se entiende que se realizó "un gran esfuerzo" por parte del fútbol, al hacerse cargo del sistema de guardias privadas, "aún en clubes que no lo necesitan" por sus hinchadas chicas. Además, entiende que se buscó soluciones al tema de las cámaras a pesar de la falta de dinero, como la propuesta de financiarlas con el dinero devuelto a la Justicia por Eugenio Figueredo, pero se cree que el gobierno no valoró dichos esfuerzos.

Por estas horas los dirigentes redactan un protocolo con una serie de medidas tendientes a reforzar la seguridad. "Tenemos propuestas para realizar al ministerio; queremos empezar con las reglas claras para que cada uno sepa lo que tiene que hacer", dijo la semana pasada el neutral Ignacio Alonso.

A su vez, el presidente Wilmar Valdez indicó el 22 de junio: "Hay que llegar a un acuerdo de una vez por todas determinando las obligaciones y responsabilidades de cada uno y si realmente no se logra ese acuerdo, desde la Asociación mismo preferimos no comenzar el campeonato", disparó Valdez en declaraciones al programa Tiempo de Fútbol de Sport 890. De todos modos, tras la reunión entre la AUF y el gobierno la semana pasada no hubo un ultimátum por el inicio de la actividad. Las próximas semanas serán claves para determinar si se logra un acuerdo. l

Las propuestas de Peñarol

1) Comprar cámaras
"El camino de salida es que la solución y el comienzo de la solución de la violencia es un conjunto de medidas entre las cuales una es la compra de las cámaras y luego hay un bagaje legal", expresó Julio Luis Sanguinetti a Referí.

2)Admisión
Reglamentar el derecho de admisión y cómo ejecutarlo. Varios clubes coinciden en que no se puede ejercer en el mismo momento del espectáculo; hay que generar un ámbito de identificación que vaya notificando a las personas sobre las restricciones en sus domicilios.

3) Límites
Otro aspecto a tener claro es la posibilidad de actuación y límites que tienen los funcionarios de las empresas privadas.

4) Acción
Los empleados de la seguridad privada deben tener un estatuto especial para poder actuar y eventualmente incluir represión.

5) Derechos
"El derecho sancionatorio es general y genérico y no está adecuado a la realidad del fútbol. Entonces, la posibilidad de identificar es una pata de una mesa más compleja", comentó Sanguinetti.

6) Responsabilidad
"No podemos esperar a que un juez, luego de que ocurra algo, dilucide la responsabilidad de un dirigente cuya tarea es armar un equipo de fútbol. No es una empresa de seguridad. No es la razón de existir de los clubes ser empresas de seguridad. Alguien tiene que darnos ciertas garantías", comentó el directivo aurinegro.

7) Legislar
Peñarol entiende que si el club se tiene que hacer cargo de la seguridad necesita instrumentos. "Legislación, el ámbito de aplicación y cómo se va a ejercer el derecho de admisión es un tema legal porque restringe derechos", dijo Sanguinetti.

8) Fideicomiso
AUF y el Ministerio del Interior necesitan proponerse buscar un fideicomiso para comprar las cámaras de seguridad.


Seguridad privada en la mira

antecedentes que no son buenos

En el clásico, se lanzaron objetos contundentes entre los hinchas de Nacional de la Colombes y los de Peñarol que ocuparon la Olímpica. La seguridad privada intentó separar pero llegó un momento en que abandonó el lugar.
El segundo hecho ocurrió en la final de Peñarol y Plaza. Los hinchas comenzaron a invadir la cancha. La seguridad privada intentó impedir el paso pero llegó un momento en que se vio desbordada y tiró la toalla.

clásico amistoso, ¿quién es responsable?

Un detalle que no es menor es a quién le cabe la responsabilidad del clásico amistoso que se disputará en poco tiempo. Julio Luis Sanguinetti dijo a Referí que no corresponde a los clubes sino a la empresa que organizará el espectáculo. "Hay un clásico dentro de 20 días. Y yo pregunto: ¿estamos en condiciones? O la empresa organizadora, porque acá no van a ser Peñarol ni Nacional, si hay un inconveniente, el problema es de la empresa que organiza el campeonato. Es más, si ocurriera algo con las hinchadas el organizador va a ser el responsable".

¿Qué pasa si entra un hincha y agrede a los jugadores?
Un aspecto que no se debe pasar por alto es que hasta los propios futbolistas están indefensos jugando bajo estas reglas de seguridad. Quedó en evidencia en la final de Peñarol - Plaza en la que el público invadió la cancha y los jugadores no pudieron recibir las medallas. De hecho, a Marcel Novick le robaron hasta un gorro que llevaba puesto. Durante el gobierno de Sebastián Bauzá la Mutual paró la actividad porque el expresidente José Mujica sacó la policía de las canchas. Hoy mira sin tomar medidas y los futbolistas están a la deriva. ¿Qué pasa si agreden a un jugador?

Populares de la sección