"Humbertito" Grondona, un DT rodeado de fracasos

El entrenador Sub 17 de Argentina dirigió Talleres, Racing, Arsenal e incluso las inferiores de Nacional sin lograr éxitos

"Humbertito" es el hijo mayor de Grondona, el presidente de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA) que, desde hace más de 30 años, ocupa ese sillón.

El DT de la selección argentina sub 17, que este miércoles justificó la reacción de sus jugadores al "babosear" a los futbolistas uruguayos, tuvo una dilatada trayectoria como entrenador, aunque sin éxitos.

Su vida relacionada al fútbol comenzó como jugador en la década de los 80, en Arsenal, el cuadro fundado por su padre y que en los últimos años adquirió una presencia destacada en el fútbol argentino y también continental.

Como DT, comenzó en Racing de Argentina, tradicional rival de Independiente, el equipo que su padre presidió durante casi 20 años, antes de dirigir la AFA. Luego, a principios de los 90, fue entrenador de Talleres de Córdoba, con el que se comprometió a salvarlo del descenso. No fue así: su equipo se fue a la B y "Humbertito" se fue.

Después, fue ayudante técnico de Carlos Bilardo en Sevilla de España y probó suerte en las inferiores de Nacional. No obtuvo éxito y dirigió a Godoy Cruz en la segunda división, con el que no logró el ascenso. También pasó sin pena ni gloria por Arsenal e Independiente.

Se dedicó al periodismo y, luego, volvió a dirigir. Fue al América Cochahuayco, filial del Universitario de Lima, Perú. En 2005, fracasó al no llevar a la selección de méxico al mundial sub 20 de Holanda. Años más tarde, lo tildó como lo único negativo en su trayectoria como entrenador: "Voy a cumplir 25 años de técnico y tuve un fracaso sólo, que fue en México", señaló al programa de radio Rock and Closs.

Volvió a Talleres donde fue manager y luego entrenador, aunque sin buen suceso.

Su padre lo nombró director de las divisiones juveniles de Argentina. A comienzos de este año, la sub 20 de ese país no logró pasar ni siquiera al hexagonal final, clasificatorio al mundial. Su padre, lo culpó por el fracaso. "Mi hijo (Humberto) tomó la decisión de que (el DT Marcelo) Trobbiani esté ahí, y esto que pasó es su responsabilidad", señaló.

Tras esa eliminación, dijo: “Dirigí en los clubes más importantes de Sudamérica. Esta situación es la primera vez que me pasa”.

Ahora, quiso volver a su rol de entrenador, y al frente de la selección sub 17 lleva dos partidos ganados en el hexagonal final.


Populares de la sección

Comentarios