Histórico: Aguada entre los cuatro mejores de las Américas

Los rojiverdes vencieron a Regatas de Argentina en intenso partido, que se resolvió tras alargue, y clasificaron al Final Four del torneo

Con el corazón de leones, con el alma de guerreros, con el espíritu de los grandes equipos del básquetbol uruguayo, Aguada venció anoche a Regatas de Argentina y clasificó al Final Four de la Liga de las Américas en un partido que tuvo una definición infartante y se resolvió a favor de los rojiverdes 72-70 tras jugar alargue por empate en 65.

El 21 y 22 de marzo, en la última instancia del torneo, los rojiverdes jugarán el cuadrangular en el que participan los brasileños Flamengo y Pinheiros y el mexicano Halcones. Los rojiverdes se cruzarán con Flamengo para clasificar a la final.

Bien pudo llevarse el triunfo el equipo dirigido por Javier Espínola en tiempo reglamentario, pero una mala defensa, que permitió que el gigante Calderón lanzara de tres puntos sin marca cuando el reloj llegaba a cero, permitió a los campeones de Argentina y de la Liga Sudamericana 2012 igualar el partido.

El alargue ofreció el mismo final, pero esta vez Aguada no falló, a pesar de que tuvo que defender 18” el último ataque de los argentinos y lo hizo con tal consistencia y convicción que impidió que Regatas llegara al gol.

El partido disputado anoche en el Palacio Peñarol ante unas 3.000 personas se desarrolló con paridad inusual desde que la pelota fue al aire. Era una final, y así jugaron los dos equipos. En un duelo intenso desde el perímetro entre García Morales y Bavosi, de Aguada, y Paolo Quinteros, de Regatas, o en la zona pintada entre Calderón de un lado y Dilligard-Smith-White del otro, el partido tuvo momentos intensos. Hubo mucha defensa y porcentajes de aciertos muy bajos; por esa razón el marcador fue tan exiguo. Pero también tuvo otra vez una producción altísima de los rojiverdes desde la línea, donde lograron 95% de aciertos, con 20 libres convertidos en 21 intentos.

No fue tarea fácil para Aguada mantenerse en partido, por las exigencias que planteó el rival, pero lo consiguió basado en ese juego del equipo que encontró en la defensa y en rendimientos individuales que tallaron a gran altura. Lo de siempre de García Morales, el orden que le puso al juego de su equipo el base Bavosi y la consistencia que en todos los aspectos le dio al juego Smith, quien cerró en un nivel superlativo, con tapas, rebotes y dobles, que mantuvieron a Aguada en partido, cuando los brazos y las piernas de García Morales, el goleador histórico de la Liga de las Américas, ya no respondían.

Regatas ofreció su repertorio de grandes acciones individuales y colectivas. En el primer aspecto, Paolo Quinteros, exjugador de Trouville, tuvo un rendimiento destacado y, pese a la defensa que le pusieron, convirtió 33 puntos. Además, se fueron sumando en los argentinos, Calderón y Hopson, el primero con puntos y rebotes, el segundo con asistencias.

Todos los parciales fueron cerrados: el primero lo ganó Regatas 17-14, el segundo Aguada 18-17, el tercero Aguada 15-13 y el último fue 18-18. En el alargue Aguada se impuso 7-5. l


Populares de la sección

Comentarios