Historial de polémicas y broncas entre Uruguay y Brasil

Los clásicos entre brasileños y uruguayos siempre levantan la temperatura y Referí te invita a repasar los más calientes
Los clásicos entre brasileños y uruguayos siempre levantan la temperatura y Referí te invita a repasar los cruces más calientes.

El día que Pelé le pateó la cabeza a un uruguayo

Los partidos de Uruguay con Brasil se juegan bajo un clima particular. Lo marca la historia. Y del juego bonito de los brasileños contra el espíritu indomable de los uruguayos, surgen partidos que quedan para la historia. Como ocurrió en el Sudamericano de 1959, jugado en Argentina, donde se generó una trifulca generalizada entre Uruguay – Brasil que tuvo entre sus protagonistas al rey Pelé, que le pateó la cabeza al defensa celeste William Martínez. La pelea se conoció como la batalla del siglo y generó un polémico informe del entonces preparador físico celeste Humberto Mendívil. José "Pepe" Sasía contó en Estrellas Deportivas: "El lío lo empezó Almir. Cada vez que entraba ponía la suela hasta que en una el Cacho Silveira lo trajo a tierra. Yo estaba allá adelante con Escalada y le digo, Chongo no vayas que se agranda. Me decía que no y empezó a caminar hasta que de repente entró a correr. Y ahí te podés imaginar. El Negro Américo, masajista de ellos, le hizo una llave a William (Martínez) y lo tiró al suelo. Ahí le dieron hasta cansarse. Pelé le pateó la cabeza. Sí, Pelé. ¿O pensaron que Pelé separaba? Ellos habían venido preparados, la mitad de los fotógrafos eran boxeadores. Pero nosotros teníamos "buen plantel". Me acuerdo que Héctor Núñez se llevó a uno a piñazo limpio. Cuando se controló el juez nos reunió. Pero yo se la juré a Bellini para cuando terminara el partido. Yo no sé si me vino a saludar o no pero yo lo fui a pelear. Le pegué y el Cholo Demarco lo remató". A raíz del incidente Sasía fue separado del plantel. De aquella pelea surgió un polémico informe redactado por el preparador físico del equipo que era el capitán militar Humberto Mendívil que se conoció como Informe Mendívil donde criticaba duramente a varios jugadores celestes.

El acomodo de la sede de México 70

Los uruguayos no olvidan cuando los brasileños, con el visto bueno de la FIFA, lograron modificar el fixture de la Copa del Mundo de México 1970. En un hecho sin precedentes en la historia de los mundiales, los norteños decidieron no salir de la sede donde estaban jugando e hicieron viajar a Uruguay. El calendario marcaba que Uruguay y Brasil debían jugar en el estadio Azteca por los cuartos de final del Mundial de México 70. Sin embargo, la FIFA no solo aceptó el planteo de Brasil de quedarse en Guadalajara sino que lo fomentó a través de su presidente Stanley Rous. La excusa fue que el pueblo de Guadalajara quería seguir viendo al Brasil de Pelé. De ese modo los norteños evitaron subir a la altura y esperaron a Uruguay descansando y con los pies arriba del sillón. En la cancha ganaron y lograron la clasificación venciendo a los celestes.

La salida de Luis Suárez de Brasil 2014

La histórica sanción y expulsión de Luis Suárez del Mundial de Brasil 2014 despertó todo tipo de sospechas. Si bien es claro que el salteño cometió un recorrer y lo reconoció, la pena y su salida aumentaron el rumor de que Brasil estaba detrás del tema. Un hecho real es que, al otro día del incidente del 9 con el italiano Chiellini, todos los diarios norteños pusieron a Suárez en la tapa "presionando" para que sea sancionado. En el horizonte de la celeste estaba Brasil... Y así lo recordó Diego Armando Maradona en una entrevista exclusiva con Referí en la puerta del hotel de la selección.
"Por supuesto que me siento identificado con Luisito. Si a vos te sacan de un Mundial por sacar ventaja o algo... pero lo mío fue una estupidez y me echaron de un Mundial, porque Argentina tenía un equipazo. Y ahora por ahí Brasil le tendría miedo a Uruguay que le pase la del 50 (risas)".

Se retiran los brasileños

En un amistoso previo al Sudamericano de 1946, por la Copa Río Branco, se generó otro incidente que generó polémica porque los brasileños decidieron retirarse de la cancha. El encuentro estaba 0 a 0 cuando terminó inesperadamente a los 78 minutos. ¿Qué pasó? El suplente brasileño Leónidas, desde el borde del túnel, insultó a uno de los jueces de línea. El árbitro uruguayo Juan Carlos Armental lo expulsó. El jugador brasileño se molestó y se negó a retirarse lo que obligó a la intervención policial para sacarlo y reanudar el juego. Sin embargo, para sorpresa de los presentes en el Estadio Centenario, todo el equipo visitante se marchó en protesta por la decisión.

"Comiste"

El último encuentro entre Uruguay y Brasil, que significó el regreso de Luis Suárez a la selección nacional, terminó con clima caliente. El astro brasileño Neymar se molestó con Jorge Fucile. Cuando termina el juego igualado 2 a 2, Fucile lo fue a saludar y Neymar le negó el saludo y le retiró el brazo de mala manera. El lateral uruguayo se retiraba cuando giró para saludar los jueces. En eso Neymar vuelve por sus pasos y se encara nuevamente con Fucile. Ante esta situación Luis Suárez fue a buscar a su compañero de Barcelona, al que abrazo y se lo llevó del lugar mientras Fucile le decía: "comiste, comiste".

fucile - neymar

¿Usted no desconfiaría?

La mayor parte de los partidos de Brasil en el campeonato Sudamericano de 1949 fueron dirigidos por árbitros de nacionalidad inglesa. Uno fue conducido por un chileno y otro por el uruguayo Armental.
Sin embargo, el último encuentro de aquel torneo donde se coronaron campeones, el partido con Uruguay fue conducido por el brasileño Alberto da Gama Malcher. Los locales golearon a los celestes 5 a 1 en el estadio Sao Januario, fue dirigido por un árbitro brasileño: Alberto da Gama Malcher. Fue el último partido del torneo.

Francescoli por dos

En el primer partido final de la Copa América de 1983, que se jugaba en partidos de ida y vuelta, Enzo Francescoli marcó un golazo de tiro libre en el Estadio Centenario. Pero el árbitro paraguayo Héctor Ortiz lo anuló ante la sorpresa generalizada de todos los presentes. Por las señas, Ortiz expresó que no había dado la orden para su ejecución. Francescoli volvió a rematar y curiosamente metió la pelota en el mismo lugar del primer gol. El segundo tanto celeste quedó en las retinas de todos por la gran jugada de Víctor Hugo Diogo.

Se retira Uruguay

La selección uruguaya se retiró en plena disputa de la Copa América de 1922 organizada por Brasil. ¿Qué ocurrió? Los celestes terminaron en el primer puesto y debían jugar una definición por triple empate. Sin embargo, tras sentirse despojados por el árbitro del partido que perdieron 0-1 contra Paraguay, optaron por no presentaron para la definición. Uruguay llegó a aquel partido decisivo contra Paraguay donde, de ganar, Brasil no podía lograr el torneo que se disputaba en Rio de Janeiro.
El tema es que ese partido fue dirigido por un árbitro brasileño. Y una crónica de la época habla de su influencia en el juego diciendo: "Uruguay no pudo ganar el torneo porque así lo quiso un señor que se llamaba Santos, que fue el juez del partido. Ese señor Santos quedará en la historia como una mala persona, nos anuló dos goles y nos perjudicó toda la tarde".
1976

Clima de guerra

En el juego revancha de la Copa América de 1983 los brasileños generaron un clima de guerra para recibir a la celeste en procura de dar vuelta el resultado de 0-2 registrado en el Centenario. La noche previa hicieron de todo. Primero armaron un pequeño carnaval en las afueras del hotel de los celestes. Y luego recurrieron a otra táctica para intentar distraer a los jugadores celestes. Por aquellos años existía una práctica muy común que utilizaban los brasileños en los torneos internacionales: mandar chicas bonitas al hotel de la delegación visitante con el objetivo de seducir a los jugadores. La noche previa a la final la tranquilidad se vio desbordada cuando cinco esbeltas chicas se pasearon por el lobby del hotel Ohon Palace en busca de los jugadores celestes. El técnico Omar Borras se percató del detalle y las invitó a retirarse.

Cinco expulsiones

Después del Mundial de 1950 los brasileños estaban desesperados por enterrar el fantasma y el karma que les generó Uruguay con el Maracanazo. Entre otras cosas jugaron durante un tiempo con camiseta azul. Pero lo más insólito ocurrió en un partido por la Copa del Atlántico.
El 24 de junio de 1956 Uruguay volvía, por primera vez desde que ganó el Mundial de 1950, a Maracaná. Los celestes perdieron 2-0 con un arbitraje del brasileño Frederico Lopes que levantó polvareda al expulsar a cinco jugadores celestes: Oscar Miguez, Carlos Carranza, Mirlo Davoine, Guillermo Escalada y Héctor Ramos. El escándalo se generó sobre el cierre del partido con incidentes entre los jugadores uruguayos, la terna arbitral y la policía. Uno de los líneas le pegó con el banderín a Héctor Ramos.

Populares de la sección

Acerca del autor