Historia y presente a favor de Bayern

El equipo de Múnich ganó cuatro veces la Champions contra una de Dortmund al que venció dos veces esta temporada

La historia no gana partidos. Las estadísticas tampoco. Pero todo suma. Y con el peso adicional de esos factores, Bayern Múnich llegará como favorito ante Borussia Dortmund cuando se dispute mañana la final de la Liga de Campeones en Wembley.

Bayern Múnich jugó nueve veces la final de la principal competición europea y ganó la Orejona en cuatro ocasiones.

Borussia Dortmund solo llegó a una final y fue campeón.

En su historial, ambos equipos se han enfrentado 96 veces con 41 triunfos para el Bayern, 26 para el Dortmund y 29 empates.

En la presente temporada jugaron cuatro veces.

La primera fue el 12 de agosto del año pasado por la Supercopa alemana. Bayern ganó 2-1.

Por la Bundesliga igualaron ambos partidos 1-1. El segundo encuentro se jugó pocos días después de que ambos equipos eliminaran a Barcelona y Real Madrid en semifinales de la Liga de Campeones. Bayern Múnich alineó más suplentes.

Por último, en la Copa de Alemania (DFB Pokal), los bávaros se impusieron 1-0 en cuartos de final con gol de Arjen Robben.

En el recorrido global de la presente Liga de Campeones, Bayern fue de menos a más. Perdió un partido en el grupo y sufrió en la revancha de octavos ante Arsenal, al perder 2-0 como locatario.

Pero después fue aplastante ante dos de los equipos europeos que mejor juegan: Juventus y Barcelona.

Borussia fue muy sólido en el grupo, pero en cuartos derrotó a Málaga con gol en offside en los descuentos y los cinco minutos de la revancha ante Real Madrid fueron un calvario donde la ventaja de 4-1 que traían estuvo a punto de esfumarse. Perdieron 2-0.

Historias opuestas
Cuando se creó la Bundesliga en 1963, Borussia Dortmund fue uno de los clubes invitados a participar por haber sido en 1962 el último campeón nacional, mientras que Bayern Múnich era una sombra de su tradicional rival, el popular Múnich 1860. 

Recién logró entrar en la Bundesliga dos temporadas después con la llegada del entrenador yugoslavo Zlatko Cajkovski, quien le dio lugar a tres jóvenes talentos formados en el club: Sepp Maier, Franz Beckenbauer y Gerd Müller.

Por entonces, el Dortmund se convertía, en 1966, en el primer equipo alemán en ganar una competición europea, la Recopa, ante Liverpool.

Era esa la tercera competición en importancia en Europa, ya que la jugaban los campeones de las copas de cada país.

Pero al año siguiente, el Bayern –dirigido por otro yugoslavo, Branko Zebec– ganó la Recopa ante Rangers y en 1969 inauguró su palmarés en la Bundesliga, título que el Borussia no ganaría hasta 1995.

Entre 1974 y 1976, Bayern Múnich se coronó en la Copa de Campeones de Europa, como se llamaba entonces la Champions, ya que estaba reservada solo para los campeones de liga de cada país.

El equipo bávaro cortó el reinado de Ajax y se coronó ante Atlético de Madrid, Leeds United (en una final de escandaloso arbitraje) y Saint Ettiene, respectivamente.

Paul Breitner, Franz Roth, Uli Hönnes y, desde 1976, Karl-Heinz Rumenigge fueron nombres que hicieron historia en este período. 

Por entonces, 1972, Borussia Dortmund se fue al descenso, pero retornó a la elite en 1976.

La década de 1980 fue muy prolífica para Bayern a nivel local (seis Bundesligas), pero la Orejona se le escapó en 1982 ante Aston Villa y en 1987 contra Porto.

Borussia revivió de la mano de Ottmar Hitzfield, quien llegó al club en 1991 para salvarlo del descenso, pero que en 1995 le dio el primer título local y en 1997 lo llevó a la gloria: la Champions. Fue en un memorable 3-1 ante Juventus con un equipo donde destacaban Matthias Sammer, Jürgen Kohler, Paulo Sousa, Andreas Möller y Karl-Heinz Riedle.

Dos años después Bayern perdió la final más increíble de la historia del torneo: 2-1 ante Manchester United, que se lo dio vuelta en los descuentos. Al año se desquitó por penales ante Valencia en un tedioso partido. En 2010 y 2012 cayó ante Inter y Chelsea, respectivamente.

El sábado tratará de saldar cuentas con su historia, al tiempo que el Dortmund intentará patear el tablero de las estadísticas.  



Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios