"Hinchas de Racing lo tiraron al piso y lo patearon"

Otero, el representante de los boleteres, contó lo que pasó en Belvedere

El expresidente de la Asociación de Funcionarios de Recaudación de la AUF (Afrauf) y actual secretario, José Luis Otero, contó cómo fue que agredieron a su compañero Javier Miralles (actual titular de la agremiación) el sábado en el Estadio Belvedere los hinchas de Racing y dijo que vio de al lado cómo detenían de una manera increíble a Rosario Martínez, el técnico de Fénix previo al compromiso ante Nacional.

"Voy a hablar con Javier Miralles. Llevaba la recaudación de la boletería visitante hasta la principal custodiado por dos policías y cuando pasó por la parcialidad de Racing fue agredido. Lo empujaron y le terminaron pegando, cayó de rodillas al piso y le siguieron pegando a él y a los policías. Se le rompieron los lentes, tuvo magullones en la cabeza y en la espalda", comentó Otero a Referí. "Voy a hablar con Javier Miralles. Llevaba la recaudación de la boletería visitante hasta la principal custodiado por dos policías y cuando pasó por la parcialidad de Racing fue agredido. Lo empujaron y le terminaron pegando, cayó de rodillas al piso y le siguieron pegando a él y a los policías. Se le rompieron los lentes, tuvo magullones en la cabeza y en la espalda", comentó Otero a Referí.

Y agregó: "Javier posteriormente fue a la mutualista a ver si no tenía lesiones importantes y luego a la seccional policial para hacer la denuncia correspondiente".

Los pasos a seguir según Otero de ahora en adelante seguramente será "tener una reunión de comisión directiva la semana que viene y no sería necesario llamar a una asamblea para definir qué se hará. Queda claro que la violencia no es solo tema de Peñarol o Nacional, pasa en todos lados y en casi todas las canchas".

Según explicó, existe una resolución de Afrauf de octubre de 2014 en la que expresa que "nos retiramos algunos minutos (como sucedió hace un par de semanas en el Estadio Campeón del Siglo cuando jugaron Peñarol-Danubio) y luego volvemos a nuestros puestos de trabajo si no hay violencia física. Si la hay, se retira todo el personal del estadio".

Consultado por qué no se retiraron el sábado de Belvedere, Otero sostuvo que "no se retiraron todos porque fue a los 25 minutos del segundo tiempo y quedaba poco para terminar el encuentro".

"Hoy (domingo) yo trabajo en el Centenario y voy a hablar personalmente con Javier que estará en el Palermo para ver cómo fue la cosa y ver qué sugiere como presidente", añadió.

"¿Si corre riesgo que trabajemos la semana que viene por este nuevo hecho de violencia? No lo sé. Parece que los reclamos nunca llegan a donde tienen que llegar", indicó consultado por Referí.

Asimismo, explicó que fue testigo de un hecho el sábado en el Parque Central. "A los vendedores que estaban en la Héctor Scarone le robaron de arriba de la plancha 10 hamburguesas. Esto no da para más. Lo que le pasó a Rosario Martínez, era para suspender el partido, independientemente de lo que hubiera sucedido".

"No me dobles más la mano que me la vas a quebrar", le dijo Rosario a un policía

Y contó que él mismo fue testigo de lo que le ocurrió al DT de Fénix. "Yo estaba al lado del lío y le pegaron a Rosario. Él le decía al policía: 'No me dobles más la mano me la vas a quebrar'. La violencia con la que actuó la Policía ahí, no fue la misma que cuando los hinchas de Rosario Central rompieron la Seccional 9ª. Yo vi cuando lo esposaron y lo tiraron adentro de una camioneta como si fuera un delincuente. Fue lamentable".

Y contó que él mismo fue testigo de lo que le ocurrió al DT de Fénix. "Yo estaba al lado del lío y le pegaron a Rosario. Él le decía al policía: 'No me dobles más la mano me la vas a quebrar'. La violencia con la que actuó la Policía ahí, no fue la misma que cuando los hinchas de Rosario Central rompieron la Seccional 9ª. Yo vi cuando lo esposaron y lo tiraron adentro de una camioneta como si fuera un delincuente. Fue lamentable".

Populares de la sección

Acerca del autor