Hebraica pisó fuerte en las finales de la Liga Uruguaya