Heat y Grizzlies se metieron en las finales de conferencia

Se cumplieron los pronósticos, los de Miami y los de Memphis aseguraron su pase a las finales de la Conferencia Este y Oeste, al vencer a Chicago Bulls y Oklahoma City Thunder

Se cumplieron los pronósticos, los Heat de Miami y los Grizzlies de Memphis aseguraron su pase a las finales de la Conferencia Este y Oeste, respectivamente, después de vencer ambos equipos con suspense en el quinto partido de sus eliminatorias de semifinales y ganarlas por 4-1 al mejor de siete.

El primero en conseguirlo en la Conferencia Este fueron los Heat que se impusieron 94-91 a los Bulls de Chicago tras remontar una desventaja de 11 puntos que llegaron a tener en el cuarto periodo.

Su rival en las finales será el ganador de la semifinal que disputan los Pacers de Indiana contra los Knicks de Nueva York, con ventaja de 3-1 para los primeros, que hoy en el Madison Square Garden pueden concluir la serie si logran un nuevo triunfo.

Después de haber perdido el primer partido en su campo, los Heat lograron cuatro victorias consecutivas y desde que llegó hace tres temporadas el alero estrella LeBron James, Miami ha logrado el pase a las finales, donde defenderá el título y también el de liga.

James volvió a ser el líder ganador de los Heat al conseguir 23 puntos (5-14, 1-3, 12-15), repartió ocho asistencias, capturó siete rebotes y recuperó dos balones en los 44 minutos que jugó.

La estrella de los Heat sigue siendo el verdugo de los Bulls en la competición de la fase final después que los ha eliminado tres de las cuatro veces en las que se han enfrentado en los playoffs.

Mientras que el escolta Dwyane Wade, que fue duda hasta antes del partido por la contusión que sufre en la rodilla derecha, se convirtió en el factor ganador en la recta final del partido, que concluyó con 18 tantos, seis asistencias, cinco rebotes, dos recuperaciones de balón y puso un tapón.

Wade fue decisivo en la recta final del partido cuando después de irse al vestuario para que le vendasen de nuevo la rodilla derecha en el cuarto periodo anotó tres de tres y capturó tres rebotes.

La clave del triunfo se dio en el cuarto periodo al lograr los Heat un parcial de 25-14, aunque los Bulls con el base Nate Robinson y el alero Jimmy Butler tuvieron sendas oportunidades de haber forzado la prórroga de acertar con sus últimos tiros de triples.

Los Bulls, que siguieron con las bajas del base Kirk Hinrich (lesionado), del alero sudanés Luol Deng (enfermo) y de su estrella, el base Derrick Rose, en fase de recuperación de la grave lesión de ligamentos que sufrió en la rodilla izquierda (99 partidos sin jugar), tuvieron al ala-pívot Carlos Boozer como su líder que aportó un doble-doble de 26 puntos y 14 rebotes.

Robinson llegó a los 21 puntos y Butler consiguió 19 tantos, cinco rebotes, cuatro asistencias y recuperó tres balones, mientras que el escolta reserva Richard Hamilton fue el sexto hombre al aportar 15 anotaciones.

Luego lo hicieron los Grizzlies que tuvieron al ala-pívot Zach Randolph y el pívot español Marc Gasol como los protagonistas del juego interior que les permitió derrotar a domicilio (84-88) a los Thunder de Oklahoma City y ganar también por 4-1 la eliminatoria.

Los Grizzlies llegan a las finales por primera vez en su historia y lo hacen esta vez de la mano de Gasol que recogió el testigo de su hermano Pau, que fue el jugador franquicia que los guió a disputar por primera vez una eliminatoria de la fase final antes de ser traspasado a Los Ángeles Lakers.

El rival de los Grizzlies en las finales será el ganador de la eliminatoria que disputan los Spurs de San Antonio y los Warriors de Golden State, con ventaja de 3-2 para el equipo tejano.

Aunque Randolph falló dos tiros de personal a falta de 11 segundos para concluir el partido que pudo costarle ir a la prórroga a los Grizzlies o perder el partido, al final se erigió como el líder indiscutible del ataque al conseguir un doble-doble de 28 puntos, 14 rebotes, dos asistencias y dos recuperaciones de balón.

Junto a Randolph otros tres jugadores de los Grizzlies tuvieron números de dos dígitos, incluido el base Mike Conley que logró también cifras dobles al aportar 13 tantos y 11 asistencias, que lo dejaron como el director del juego del equipo de Memphis.

El escolta Tony Allen, que selló la victoria con dos tiros de personal a falta de tres segundos para el final, volvió a jugar una gran defensa y consiguió 11 tantos, además de ser decisivo en la racha de 13-4 del cuarto periodo.

Mientras que Gasol aportó 10 tantos (5-13, 0-0, 0-0), incluidos seis en el cuarto periodo que fueron decisivos, además de capturar siete rebotes, seis de ellos defensivos, faceta del juego en la que fue el líder indiscutible durante los 41 minutos que disputó.

El jugador de Sant Boi respondió con los puntos decisivos como fue la canasta que a falta de falta de 27 segundos dio a los Grizzlies el parcial de 79-85 y cortó el penúltimo intento de los Thunder de dar la vuelta al marcador.

El alero Kevin Durant volvió a ser el líder del ataque de los Thunder al conseguir 21 puntos, pero anotó sólo 5 de 21 tiros de campo y además a falta de seis segundos para concluir el tiempo reglamentario, falló la canasta decisiva, la que hubiese dado al equipo la posibilidad de ir a la prórroga, capturó ocho rebotes y repartió seis asistencias.

Durant, que ha jugado bien hasta que ha tenido fuerza física, protagonizó la tercera peor actuación encestadora de su carrera en la fase final, donde los Thunder defendía el título de la Conferencia Oeste.

El ala-pívot congoleño nacionalizado español Serge Ibaka, jugó 37 minutos hasta que fue eliminado por seis faltas personales a falta de 1:26 minuto para el final del partido, quedó como segundo máximo encestador de los Thunder al aportar 17 puntos (8-17, 1-2, 0-1), ocho rebotes y puso tres tapones.           


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios