"Hay una demostración de que Peñarol no estaba concentrado y fue que el golero sale a atender a un rival cuando la pelota está en juego y nos hacen un gol. Menos mal que el árbitro paró la jugada sino era una vergüenza", Jorge Da Silva


Populares de la sección