“Hay que prepararse para abrazarse a la ilusión; son días que no se olvidan”

El nuevo entrenador de Peñarol se tiene fe para lo que será la segunda parte de la temporada

¿Cómo vivió el día de hoy (el lunes) teniendo en cuenta que era el de su regreso a Los Aromos?
Desde que me levanté estoy muy contento porque volvía a trabajar en Peñarol con la responsabilidad de ser el entrenador y fueron pasando las horas y las disfruté mucho. Muy a gusto.

¿Está emocionado?
Sí. Tengo emoción por estar al frente de un plantel en el que hay muchos jugadores que conozco desde hace mucho tiempo, después por ver el entrenamiento con tanta gente y al final del mismo, recibir tanto cariño de la hinchada. Son días que uno no se olvida.

¿Esperaba tanta gente?
Hace muchos años que me fui del club. Por lo que comentaron quienes trabajan acá, hoy (el lunes) vino mucha gente y ojalá que el plantel le pueda retribuir lo que la hinchada espera. Está en nosotros devolverles parte del cariño que nos brindan.

Y ese apoyo, ¿cómo lo vive íntimamente?
Emociona, nos deja contentos, pero al mismo tiempo nos dice donde estamos. Estamos en un club que siempre tiene la obligación de hacer buenas campañas, de tener buenas temporadas. Nos queda el Clausura por delante y vamos a intentar entrenarnos, prepararnos bien, para que le demos a la gente lo que espera de este plantel. Ojalá podamos lograr buenas actuaciones. Esto es una responsabilidad extra. Siempre ha sido así. En este club tenemos la obligación de ser competitivos cada temporada y venimos a intentar terminar muy bien esta. El plantel está a tiempo todavía, estamos en carrera, falta la segunda parte del campeonato y nos vamos a aferrar a esa ilusión.

El hecho de encontrarse con excompañeros como Pacheco o Zalayeta debe ser algo distinto para el entrenador.
Sí. Normalmente con alguno de los compañeros que hoy me toca dirigir uno se ve a menudo. Tenemos relación de amistad con alguno de ellos. Aquí se ve que hay alguna preocupación con la amistad. Se ve que se confunde un poco. Nosotros tenemos con el Tony muy claro lo que es ser amigo. O sea, ser amigo significa que cada uno ha respetado siempre al otro en el rol de compañero. Hace 10 días yo lo respetaba en el rol de hincha de Peñarol y es jugador e ídolo del club. Pero la amistad está por encima de eso. Después de esta temporada vamos a seguir siendo amigos como lo fuimos siempre, lo que pasa es que por una parte de esta temporada vamos a ser entrenador y jugador y cada uno se va a adaptar a las reglas que tiene cada función. No hay ningún problema con ser amigo de un futbolista. Creo que es una ventaja.

Uno de los que no está es Darío Rodríguez.
Con Darío hemos hablado y con los dirigentes también hablamos de Darío. Estamos de acuerdo en todo. Es un jugador que ha vivido muchísimas cosas aquí en el club y llegó el momento de terminar su carrera. Él sabe muy bien y el club también lo entiende de esa manera que él será una persona que estará ligada a Peñarol. Lo que se está viendo es qué función va a ocupar y cuándo empieza. El diálogo con él ha sido muy bueno por lo que agradezco mucho la comprensión que él ha tenido.

¿Le gusta tener el desafío de un clásico en menos de una semana?
Los clásicos siempre son lindo jugar y los que no tenemos la chance de jugar, no tenemos ningún problema. Trabajar y armar el equipo es mucho más sencillo. La dificultad es para el jugador que viene de unas vacaciones pero hay que entender que el 12, el futbolista va a llevar una semana de entrenamiento. El rendimiento que vamos a ver de ellos es acorde a la cantidad de trabajos que llevarán en esta temporada. Pero bueno, vamos a intentar jugar el clásico de la mejor manera, porque un clásico –más allá de que es amistoso- siempre es un partido muy importante en nuestro país. Los clásicos marcan mucho.

¿Si tuviera que elegir un momento de lo que fue el día de hoy (el lunes)?
Cuando empecé a saludar a los jugadores, ver los rostros de ellos. Eso me dio tranquilidad, me ilusiona. Del primer entrenamiento me voy muy conforme, con la seriedad que veo para entrenar, con la disposición que vi. Estoy entusiasmado.

¿Qué le dijo a los jugadores en la primera charla?
La realidad. Sabemos el Apertura que hicimos, sabemos en qué etapa del año estamos, lo que nos queda por delante, pero hay que prepararse para abrazarse a la ilusión. Precisamos que todos los jugadores estén convencidos del objetivo que tenemos.


Populares de la sección

Comentarios