“Hay que entender los cambios, no imponerlos”

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá, habló de los proyectos que desarrolla para cambiar el rumbo del fútbol local

"Solo espero que en el próximo semestre –el tiempo que le queda de mandato al actual Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF)– todos trabajemos en conjunto para lograr los mejores beneficios económicos. Por delante tenemos un 2014 en el que puede haber ingresos importantes si es que estamos juntos y si no hay luchas políticas. Por eso pido que trabajemos sin pensar en las elecciones y para que los beneficios para la AUF sean los mejores”. El presidente Sebastián Bauzá ingresa junto a los otros cuatro miembros del ejecutivo en los últimos seis meses de gestión y busca mantener la paz en la AUF en año de Mundial y ante la necesidad de realizar ajustes a fondo en el torneo local. “Estoy dispuesto a hincarle el diente al precio que sea porque no voy a hacer un semestre para quedarme. Voy a hacer un semestre para irme con al conciencia tranquila de haber hecho el mayor esfuerzo posible para que el dinero que ingrese a la AUF sea el mayor y que la AUF pueda ser más independiente, en definitiva”.

¿Qué dejó 2013?
Hubo un proceso que se mantuvo, que fueron dos objetivos fundamentales que nos trazamos cuando aceptamos el desafío de la AUF. Primero mantener el proyecto de selecciones. Segundo, a nivel institucional hubo aspectos que se lograron y otros quedaron para más adelante. Se hicieron cursos de performance para mejorar la gestión de la AUF, se cambió el software, hicimos un seminario de gestión, comunicación y marketing, algo que hacen muy bien Nacional y Peñarol, pero a nivel de los clubes de la AUF estábamos en el debe. Se les dan herramientas a los clubes para que busquen recursos genuinos. Una muestra de eso es el Club de la celeste, que presentamos hace 15 días y con el que por primera vez colocamos a la AUF con una marca registrada, con socios estratégicos que se acercan a la AUF y que no estaban relacionadas con la Asociación. Es muy conveniente porque esto va a generar recursos que antes no existían.

¿Cómo surgió el Club de la Celeste?
Existió hace muchos años bajo la presidencia de (Carlos) Maresca (década de 1990), pero ahora se planteó de una forma diferente, con una asociación con una empresa de marketing con la que acordamos trabajar a resultados. Se registró la marca La Celeste y a partir de eso las empresas tienen muchos beneficios: son socios estratégicos de la AUF. Además, de cara al futuro, una parte del contrato con Tenfield vence en 2016 y en ese momento vuelven los derechos de imagen a la AUF, que es un aspecto muy importante por los ingresos que se pueden lograr.

"La situación económica de los clubes es complicada –lo digo porque lo viví con mi club–, y muchos saben que van a terminar como Bella Vista si no instrumentan un cambio. Los ingresos de televisión son solo el 20% de los presupuestos. Si no vendés, las deudas se acumulan y los costos son altos"

¿Los clubes son conscientes de eso?
Lo saben, y conocen también que las próximas Eliminatorias se desarrollarán en un período muy especial porque dos años será bajo el acuerdo vigente con Tenfield y otros dos que son de la AUF. Entonces se deberá realizar una negociación para trabajar en conjunto, al menos hasta el Mundial de Rusia 2018. Por eso, les estamos dando herramientas a los clubes para que se den cuenta del valor que tiene disponer de espónsores, ser dueños de la ropa de la selección.

¿Porcentualmente cuánto pueden aumentar los ingresos en la AUF a partir de 2016?
Es muy difícil calcularlo porque la AUF desconoce cuánto pagan las empresas por esponsoreos en la camiseta de Uruguay y por la indumentaria. Estos son temas para negociar sin enfrentamientos y de alguna manera los clubes deben entender que si conseguimos más ingresos van a tener más beneficios, y que es importante sentarse a negociar con la empresa Tenfield para explotar de mejor manera la marca selección uruguaya. Se lo merece el fútbol, por los procesos de selecciones que lleva adelante y por la forma en que hace trascender al país.

¿El tema pasa por ser inteligentes en la próxima negociación?
Por eso digo que no debe existir un enfrentamiento entre Tenfield y la AUF y sus clubes. De alguna manera es un socio y, como en cualquier empresa, tenés que trabajar en conjunto para que sea beneficioso para todos. Tenfield hace muchos años que está, tiene contrato por el fútbol local hasta 2021, y hay que entender que la selección y los clubes se deben mantener y que juntos debemos lograr nuevos ingresos. Todos tenemos que ser inteligentes, los clubes, la empresa, la AUF, para evitar enfrentamientos y buscar ingresos para el bien del fútbol.

¿Cuándo le dicen que la selección es cara qué piensa?
Como toda empresa depende de los resultados, pero el reparto que se dio en los últimos tiempos por estadios llenos y clasificaciones de la selección históricamente no se ha registrado. Y si queremos mantener el sexto lugar en el ranking FIFA tenemos que seguir apostando e invirtiendo desde abajo en los clubes para que se sigan alimentando las selecciones.

"El gran debe es el tema económico. En diciembre repartimos US$ 1.200.000 para los clubes, que para la AUF es mucho, y para las instituciones es poco"

¿Si Uruguay no iba alMundial qué pasaba?
El fútbol seguiría existiendo, pero sin dudas que íbamos a entrar en una instancia de necesidad y de malvender para seguir subsistiendo. Pero es un escenario que hoy no existe.

Usted se refirió a que quedaron temas pendientes a nivel institucional. ¿Cuáles?
Temas pendientes o que hay que poner en marcha, como el código disciplinario que en el primer semestre tendrá un plan piloto en el torneo de formativas. Cuando hablo de código disciplinario no hablo de quita de puntos. Si los clubes trabajan bien, no corren riesgos. Por eso no me gusta vender el cuco de que vuelve la quita de puntos. Vuelve el código disciplinario y la responsabilidad objetiva, que va a depender de los dirigentes y de la parcialidad. Por otro lado, también está pendiente el tema de las licencias sobre las que estamos trabajando con la Conmebol para que los clubes cumplan ciertos requisitos para jugar torneos internacionales, para competir a nivel local en el profesionalismo y para el amateurismo. Hay federaciones que ya lo instrumentaron y nosotros tenemos que hacerlo ahora. Si vos tenés deudas con jugadores no podés contratar jugadores nuevos. Por un tema de salud económica para las instituciones.

¿Está seguro que los clubes van a votar estos cambios?
Llega un momento en el que los clubes tienen que entender que hay cosas que deben cambiar, y todos somos culpables que por tratar de salvarnos del descenso, jugar un torneo internacional o salir campeón, lo terminan pagando la directiva en funciones o la siguiente y cargando con deudas que muchas veces se hacen insostenibles. Los clubes ya entendieron el tema de las licencias. El código disciplinario también y ahora hay que llevar adelante el fair play económico. Fijate que hay países en los que tenés que presentar los presupuestos en una auditoría, justificás los ingresos y no podés gastar más de lo que generás. Ese es el gran paso que deben solucionar los clubes.

¿Se sostiene un campeonato con 16 clubes?
Necesitamos instrumentar un cambio cultural, porque hoy el equipo que baja a Segunda siente que sufre una muerte institucional. Y si no subís enseguida terminás desapareciendo. Por eso creo que hay que crear un campeonato Copa República que se juegue entre semana y participen clubes de la A y la B con cupos para la Sudamericana.

¿Está dispuesto a tomar el riesgo de decir el Apertura 2014 no empieza si no cambian?
Soy un convencido de que los cambios hay que entenderlos, no imponerlos. Si vos imponés y los clubes no están convencidos que es la solución, es difícil que puedas avanzar.

"(El reclamo de la Conmebol) Es un tema complicado, es comercial. Siempre buscamos mejores ingresos para el fútbol. En la historia de la Conmebol por primera vez una Asociación no votó un balance. Y cuando se hablaron de derechos de TV pedimos que hicieran llamados a precios"


Hoy usted decía que el fútbol tiene un 2014 para lograr grandes ingresos.
Sin dudas, si defiende lo que hizo bien y mejora lo que falta. Vuelve el derecho de imagen, en las Eliminatorias para Rusia 2018 vuelve Brasil y el negocio de la televisión cada vez paga más. Y te puedo asegurar que casi se van a duplicar los ingresos para las próximas Eliminatoria. Estoy seguro.

Para las de 2010 las vendieron US$ 10.500.000…
Sí, y creo que se pueden duplicar los ingresos. Hoy por hoy, ¿quién no quiere ver a Cavani y Suárez? Y la Copa América de Chile 2015 va a triplicar los ingresos por participar. Por eso es fundamental una negociación que sea buena para todos. En todos los negocios son buenos si ganan todas las partes y es fundamental que el fútbol se siga desarrollando para todos.


Populares de la sección

Comentarios