¿Hay lugar para Giorgian?

El nivel demostrado por De Arrascaeta en Defensor Sporting lo coloca en la órbita de jugadores pedidos para la selección uruguaya

No faltará mucho tiempo para que aparezca la bandera con la particular leyenda que solo cambia de apellido: “Maestro, De Arrascaeta es uruguayo”. La historia es vieja. La bandera ya la tuvieron Pacheco, Santiago Silva, Recoba, Miguel Britos, Zalayeta, Carlos Sánchez, el Japo Rodríguez. Es tan larga la lista de jugadores pedidos a la selección     que sorprendería a propios y extraños.

Es una historia tan vieja como el fútbol. Cuando los resultados no se dan, el mejor es el que no juega. Y, a veces, cuando se dan, también.

Por estas horas, Giorgian De Arrascaeta parece haber explotado. Las dudas que sembraba hace tres meses, cuando ni siquiera era titular en Defensor Sporting, se despejaron. Y para algunos debería tener un lugar en el plantel mundialista.

Claro que a la hora de pedirlo no se mide nada. Pedir es gratis, pero hay que tener en cuenta la adaptación a un grupo armado, la convivencia, la presión de jugar un Mundial. No pasa solo por condiciones futbolísticas.

Giorgian tiene una ventaja sobre todos los jugadores pedidos con anterioridad: forma parte del proceso de selecciones. Pasó por el Complejo. Un punto sobre el cual Tabárez pone especial atención.

No caben dudas de que el 10 de Defensor pasa por un gran momento futbolístico, que terminó de explotar y lo demostró jugando al más alto nivel contra equipos como Cruzeiro y Universidad de Chile.

Ingresando en el juego periodístico, sin que esto implique poner jugadores: ¿qué podría aportar Giorgian en la selección?

Evidentemente, una cuota de fútbol importante. El volante violeta tiene una mezcla de vértigo con calidad que asombra. Otras características que lo adornan son su cambio de ritmo y la visión de juego que tiene. Según sus compañeros de Defensor, adquirió, además, carácter. “Si te tiene que insultar, te insulta”, dijo Nicolás Correa.

Tabárez tiene una base constituida. De hecho, dijo tener un amplio número de jugadores definidos para asistir al Mundial. ¿Contra quiénes competiría De Arrascaeta por un eventual lugar en el seleccionado?

Convengamos que no es el 10 clásico, ese que la selección hace años que no tiene. Vendría a ser un media punta tirado atrás, posición que le permite tener panorama de campo. En esa zona están Nicolás Lodeiro y Gastón Ramírez. En puestos iguales pero con características distintas. Acaso para responder la interrogante de si hay lugar para Giorgian, habría que esperar hasta que el Maestro brinde la lista de jugadores convocados para los amistosos con Irlanda y Eslovenia. Será la primera pista.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios