Hay dos piezas en el freezer

Damián Macaluso y Hernán Novick no tuvieron minutos oficiales en zonas con problemas

El empate entre Tacuarembó y Peñarol desestabilizó el clima que vivía el aurinegro luego de cosechar un puntaje ideal en las primeras dos fechas del Torneo Clausura.

Como ocurre de forma natural y ante un rendimiento pobre de los hombres que Pablo Bengoechea eligió para ese partido, los hinchas apelaron a la búsqueda de soluciones y pidieron por la vuelta de Damián Macaluso y Hernán Novick, dos jugadores que brillaron por su ausencia en los primeros partidos.

Si bien es cierto que Peñarol, en su condición de equipo grande, tiene un plantel numeroso y que Bengoechea dispone en la interna de los jugadores que estén en mejores condiciones, la ausencia de Macaluso y Novick llama la atención por diferentes circunstancias.

En el caso de Macaluso se trata de uno de los referentes que tiene el plantel. El zaguero de 35 años llegó a Peñarol con Jorge Da Silva, no pudo afianzarse bajo la conducción de Diego Alonso ni el interinato de Jorge Goncálvez pero resultó una pieza fundamental en el plantel de Jorge Fossati, a tal punto que incluso anotó uno de los goles en la victoria clásica por 5-0 en el Clausura 2014.

Este equipo de Bengoechea tuvo una llamativa contundencia en ataque, ya que en las primeras dos fechas anotó siete goles, pero la sensación de fragilidad defensiva fue una constante.

“Macaluso, como otros, es uno de los muchachos que está entrenando con nosotros desde el 5 de enero, han jugado amistosos y sí, es lógico que ha tenido menos minutos que otros jugadores”, explicó ayer Bengoechea en el programa Último al Arco de Sport 890.

El experiente zaguero, que incluso tuvo tiempo para dar una charla a jóvenes que practican judo en el Club Olimpia, si bien estuvo convocado en algunos partidos, aún no tuvo minutos oficiales en una zaga que fue integrada por Emilio MacEachen y Joe Bizera, y luego de la lesión de este último, por Carlos Valdez.

La ausencia puede tener una razón táctica, ya que el cambio de dibujo hace prescindir de la figura de un central, aunque se descuenta que la presencia de Bizera antes que Macaluso es una preferencia.

“El tema es que Jorge (Fossati) jugaba con tres centrales y yo solo uso dos y eso quita posibilidades. Yo estoy muy agradecido a todos los jugadores del plantel que me demuestran gran profesionalismo y lo que quieren al grupo con sus actitudes. Sé que los que no juegan no deben estar a gusto, pero destaco su conducta y su profesionalismo por tener que aguantar a un técnico que no les da minutos y deben esperar su oportunidad”, agregó.
Pero la carta que más reclaman los hinchas es Hernán Novick.

El volante creativo, dueño de un talento y unas condiciones que lo hacen único en el actual plantel, tampoco tuvo minutos de juego en lo que va del Clausura, algo que sorprende porque se trata de un jugador joven, polivalente en todo el frente de ataque y con condiciones físicas como para jugar a mayor velocidad que Pacheco.

El ex Fénix habló con el programa Tirando Paredes de Radio 1010 y comentó: “Lamentablemente es el tercer partido que me tocó quedar afuera. No está pasando nada en especial. Bengoechea está contando con 18 jugadores y a mí no me toca estar. Pensé que iba a ser más considerado y me ilusioné con tener minutos desde el primer partido. La verdad es que me veía más participativo. No me quiero ir de Peñarol sin ayudar al equipo a ganar el campeonato 50”.

“Cuando fuimos a Paysandú (a jugar con All Boys) tuvo un problemita en una rodilla; después, en un entrenamiento sufrió un golpe en el empeine del pie derecho. Recién lleva 10 o 12 días seguidos entrenando en forma normal y viene creciendo”, dijo el entrenador.

Novick se sale de la vaina por demostrar su clase y Peñarol no tiene jugadores de ese tipo para taparle la titularidad.

Bengoechea, y su pizarrón en la intimidad de Los Aromos, tienen la última palabra.


Populares de la sección

Comentarios