Hay buena madera para el básquetbol uruguayo

Signorelli tuvo un estreno prometedor: podio y triunfo ante Argentina

Lejos están los títulos continentales: el último sudamericano de mayores se logró en 1997 (hace 19 años) y el de juveniles, en 1982 (hace 34). Lejos también las competencias ecuménicas: Uruguay va a un mundial de básquetbol desde el lejano 1986 (en España) y en Juegos Olímpicos, desde el celebrado sexto puesto de Los Ángeles, en el aún más lejano 1984, en ambos casos bajo la égida en de Ramón Echamendi.

Pero Uruguay quiere volver. Tercero en el reciente Sudamericano de Caracas, tras ganar el juego decisivo 87-83 ante Argentina, un rival que, pese a que no presentó su equipo olimpíco, no deja de ser un seleccionado con jugadores de proyección, que provienen de una liga, mucho más competitiva, y nacional, que la capitalina liga que se juega en Uruguay.

Marcelo Signorelli (doble campeón de Liga Uruguaya en 2007/08 con Biguá y con Hebraica y Macabi, en 2011/12) tomó el timón y continuó con el recambio generacional, paulatino, y necesario.

Se apeló a una mixtura entre jugadores ya curtidos en estas lides: Esteban Batista, Mauricio Aguiar o Gustavo "Panchi" Barrera, este último con pocos minutos, a quienes se sumaron otros que ya han tenido "fogueo" internacional: Calfani, Newsome, Bruno Fitipaldo o el propio Sebastián Vázquez. A estos se añadió la nueva savia del básquetbol uruguayo: Parodi, Zanotta o Ducasse (estos dos últimos debutantes en selección). El gran destaque fue para el sanducero Luciano Parodi quien ya había jugado en el sudamericano de 2014 en Caracas y en el Preolímpico de México de 2015.

La vuelta de Batista, luego de tres años, fue otro punto que ilusiona con la idea de que Uruguay pueda volver a ir a estos torneos con su máximo potencial (esta vez volvió a faltar Jayson Granger y García Morales que ya anunció su retiro).

El tercer puesto, como dijo el entrenador jefe de Uruguay, Marcelo Signorelli. "lo acercó más al campeón, qué a quien culminó quinto". Hay madera. Hay que continuar moldeándola para poder volver a ver a Uruguay en la elite del básquetbol mundial.

Nuevo sistema de clasificación
De acuerdo al nuevo sistema de competición para la serie FIBA Américas, ya hay 12 clasificados: Canadá, EEUU, Puerto Rico, Dominicana, México, Panamá, Islas Virgenes, Uruguay, Argentina, Brasil, Venezuela y Colombia.

A esos 12 se unirán cuatro naciones, para totalizar 16 y, a partir de 2017, disputarán las clasificaciones, a mundiales y Juegos Olímpicos, en cuatro series de cuatro equipos cada una.

Tres debutantes
Del plantel de 12 jugadores utilizados por Uruguay, en el reciente Sudamericano disputado en Caracas, tres se estrenador con la selección mayor: Federico Haller, de 28 años y actualmente en Defensor Sporting.
El base Salvador Zanotta, de 21 años y jugador de Hebraica y Macabi.
El tercero fue el alero Juan Ducasse, de 17 años, del club Trouville.

Signorelli conforme con la preparación
El entrenador de Uruguay, Marcelo Signorelli destacó tras el triunfo ante Argentina: "Se jugó compenetrado y con ganas de llevarnos la medalla de bronce, pudimos controlar el rebote defensivo, jugamos sin "Pica" Aguiar y "Panchi" Barrera, o sea con dos menos en la rotación".

Signorelli destacó la gestión de la FUBB: "La preparación fue excelente, hay que agradecer a los neutrales y quienes trabajaron muchísimos por nosotros".

Los números de Uruguay

11 Títulos. Uruguay ganó 11 Sudamericanos, de un total de 47 disputados; el último en 1997, en Maracaibo, dirigido por Víctor Berardi.

102-93 El último. Uruguay cortó cuatro derrotas seguidas ante Argentina, por Sudamericanos; el último triunfo databa de 2008, en Puerto Montt: 102-93. El entrenador era Gerardo Jauri y jugaban, de este plantel: Batista, Aguiar y Barrera.

4 Entrenadores. En los últimos cuatro sudamericanos Uruguay tuvo cuatro entrenadores diferentes: 2010: Gerardo Jauri (3º en Nevia), 2012: Pablo López (3º en Resistencia), 2014: Adrián Capelli (4º en La Asunción) y 2016: Marcelo Signorelli (4º en Caracas).

111 Valoración. El jugador de mayor valor en Uruguay en el torneo Sudamericano, fue el alero de Malvín, Mathías Calfani, con una valoración de 111, seguido por Bruno Fitipaldo (90).





Acerca del autor