Harden y Howard evitaron la barrida

Su equipo, Houston Rockets, le ganó anoche a Golden State Warriors y sumó su primer punto en la serie que está 3-1

Con sendas actuaciones los astros James Harden y Dwight Howard le dieron este lunes un respiro a los Houston Rockets en la final de la Conferencia Oeste de la NBA, al vencer a los Golden State Warriors con marcador de 128-115.

Pese a la derrota, los Warriors todavía están a un triunfo (3-1) para avanzar a la gran final de la NBA, donde chocarían contra el ganador de la Conferencia Este entre los Atlanta Hawks y los Cleveland Cavaliers, que favorece a los últimos por 3-0.

Harden terminó con una sobresaliente actuación con 45 puntos, Howard sumó 14 con 12 rebotes y Josh Smith lo hizo con 20 tantos.

Si estos playoffs han demostrado algo es que si los Warriors son de respeto, los Rockets juegan su mejor baloncesto también cuando están contra la pared.

Los Warriors se acercaron en los finales luego de ir perdiendo hasta por 25 puntos, pero los Rockets apretaron al final del último cuarto y mantuvieron limitado a Golden State para evitar la barrida.

Seis jugadores anotaron dobles dígitos en un ataque equilibrado de los Rockets, que empataron un récord de playoffs con un explosivo primer cuarto de 45 puntos.

Los Warriors, que están a una victoria de ir a la gran final por primera vez desde 1975, se notaron temerosos cuando su astro, el armador Stephen Curry cayó de cabeza sobre el tabloncillo en una escena de miedo a mediados del segundo parcial.

El MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada se quedó con sólo una contusión en la cabeza y regresó en la segunda mitad.

Empero, pareció afectado y se fue con 23 puntos en 31 minutos, aunque parece estar en buen estado de salud para el resto de la serie, que ahora se desplaza hacia Golden State para el Juego 5 el próximo miércoles.

El alero Klay Thompson guió en esta ocasión la ofensiva de Golden State con 24 puntos, mientras que Draymond Green contribuyó con 21 puntos y 15 capturas.


Fuente: AFP

Comentarios